EL MUNDO › ROUSSEFF DIJO QUE LEVY SEGUIRá EN HACIENDA

Dilma calma el “fuego amigo”

El titular del Partido de los Trabajadores (PT), Rui Falcao, se pronunció a favor de cambiar de política económica ya que, a su juicio, es incorrecto adoptar medidas de “contención exagerada del crédito” como las que pregona el ministro de Economía, Joaquim Levy. En una entrevista publicada ayer por el diario Folha de S. Paulo, Falcao sostuvo que la presidenta Dilma Rousseff está de acuerdo con él al advertir que si Levy no quiere seguir ese rumbo, debe ser sustituido. Sin embargo, la presidenta brasileña aseguró ayer que su ortodoxo ministro de Hacienda continuará en el gabinete, en medio de rumores de que dejaría el cargo, inconforme con la actitud del gobierno. “Estamos de acuerdo con su política económica. No estamos insatisfechos”, sostuvo Rousseff desde Suecia, citada por una nota de su despacho y medios de prensa brasileños.

Según versiones de prensa, Levy amenazó el viernes con renunciar en reacción al “fuego amigo” proveniente de los aliados del gobierno, críticos con su proyecto económico para enfrentar la fuerte crisis que atraviesa el país, con recesión y altos niveles de inflación y desempleo.

Falcao subrayó que creía que Rousseff apostará por la “liberación del crédito con responsabilidad” para favorecer el consumo y la creación de empleo. “La lógica del régimen presidencialista es que los ministros deben seguir las indicaciones de la presidenta de la república y si ella entiende que la política que está siendo realizada debe ser corregida, total o parcialmente, es ella quien decide”, dijo el jefe del partido gobernante, que reconoció que Rousseff está preocupada por la crisis política.

La mandataria llegó anteanoche a Estocolmo, donde inició su visita oficial a Suecia con una reunión con el rey Carlos XVI Gustavo y continuó con un encuentro con empresarios brasileños radicados en el país escandinavo. “El presidente del PT puede tener la opinión que quiera, pero no es la opinión del gobierno”, lanzó Rousseff, que también negó haber sido presionada por su antecesor y padrino político Luiz Inácio Lula da Silva para sacar a Levy. “Nunca me pidió nada. El presidente Lula cuando quiere algo no tiene el menor problema en hablar conmigo”, indicó.

El gobierno no sólo enfrenta la oposición en el Congreso, sino que busca también tranquilizar a los mercados financieros después de que Standard & Poor’s le quitara el grado de inversión al país el mes pasado y otra rebaja esta semana. Hoy, Dilma tiene previsto mantener un encuentro con el primer ministro sueco, Stefan Löfven, con el que dará una conferencia de prensa, y participará de dos seminarios empresariales. También visitará, en Linköping, instalaciones del grupo Saab, con el que Brasil firmó un contrato para la adquisición de 36 aviones cazas Gripen NG. Mañana, Rousseff viajará a Finlandia, donde se reunirá con el presidente Sauli Niinistö y el primer ministro, Juha Sipilä, y tendrá un encuentro con empresarios locales.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.