EL MUNDO › EL HOSPITAL BOMBARDEADO

“Terrible incidente”

 Por Andrew Buncombe *

El jefe de las fuerzas estadounidenses en Afganistán dijo que el ataque mortal al hospital de Kunduz fue un “terrible incidente” que fue principalmente causado por un error humano. Un número de aquellos que estuvieron involucrados fueron suspendidos mientras esperan una acción disciplinaria.

El general John Campbell (foto) dijo que el helicóptero de combate AC-130 atacó las instalaciones de Médicos Sin Fronteras (MSF) en octubre porque se creía que era una base talibán. El avión disparó 211 proyectiles en el complejo, 29 minutos antes de que los comandantes se dieran cuenta de su error. El ataque provocó la muerte de 30 personas y al menos otros 30 están heridos. El general Campbell dijo que los errores humanos se vieron exacerbados por una serie de fallas técnicas.

En una conferencia de prensa en Afganistán, el general Campbell dijo que muchos de los instrumentos de la aeronave no funcionaban lo que significaba que no podía recibir correos electrónicos o imágenes. Tampoco estaba en la posición correcta, lo que significaba que su equipo identificó al hospital como base talibán. “La tripulación estuvo fijada al edificio”, dijo. Soldados estadounidenses y aviadores fueron suspendidos por violar reglas de combate de Estados Unidos, agregó.

El dijo que los que volaban confiaban en las descripciones del lugar transmitidas por las tropas en el terreno, una mezcla de las fuerzas especiales estadounidenses y afganas.

El comandante dijo que el ataque lanzado por el helicóptero de combate AC-130 Duró 29 minutos. Dijo que a los 12 minutos de comenzada la operación, el MSF telefoneó al ejército estadounidense para decirle que su clínica estaba bajo ataque. Sin embargo, en el momento en que el mensaje fue transmitido a los del avión, la operación había terminado.

El general Campbell estaba informando a los periodistas sobre una investigación interna sobre el incidente que provocó la protesta mundial y llevó a MSF a acusar a los militares estadounidenses de crímenes de guerra. El general dijo que el informe había encontrado que un número de soldados estadounidenses que participaban en la operación no siguieron las reglas de combate. También se supo que la operación militar llevada a cabo esa noche no era proporcional a la amenaza que enfrentaban los soldados estadounidenses.

El ejército estadounidense dijo que estaba trabajando con MSF para reconstruir el hospital. “Cometimos un terrible error. Haremos todo lo posible para evitar que esto vuelva a ocurrir”, dijo el general Wilson, Shoffer, portavoz militar de alto rango.

MSF dijo en su propio informe a principios de este mes que varios médicos y enfermeras murieron de inmediato, y los pacientes que no podían moverse quemados hasta morir en el incendio que siguió. Miembros del personal del hospital realizaron 18 intentos de llamar o enviar un mensaje de texto a las autoridades estadounidenses y afganas.

El grupo de MSF informó que las personas que huían del edificio principal fueron alcanzadas por los disparos que parecían seguir sus movimientos, mientras que un paciente tratando de escapar de la clínica en una silla de ruedas fue asesinado por la metralla, dijo el informe del grupo. El presidente Barack Obama ha pedido disculpas por el ataque.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.