EL MUNDO › EUROPA PLANEA IMPONER MEDIDAS

Control fronterizo

 Por Leo Cendrowicz *

La Comisión Europea lanzó ayer una defensa del espacio Schengen de libre circulación con pasaporte europeo, aun cuando se inclinó a responder las demandas para reincorporar los controles fronterizos.

El lunes, los ministros de Interior de la UE encargaron a la Comisión que elabore medidas de emergencia para un nuevo sistema de control en la zona de viajes de 26 naciones para los próximos dos años. Pero funcionarios de la Comisión insistieron en que el emblemático acuerdo de Schengen permanecía muy vivo y aún se necesitaba para el futuro. “Estamos salvando a Schengen aplicando el Schengen”, dijo un portavoz de la Comisión.

Seis miembros de la zona Schengen han reintroducido controles desde el año pasado: Alemania, Austria, Francia, Suecia, Dinamarca y el miembro no comunitario, Noruega. Pero esas medidas suelen permitirse durante un máximo de seis meses, y funcionarios de la Comisión están examinando cómo se puede utilizar el marco legal para aplicar por dos años más los controles en las fronteras internas.

El impulso es huir de la zona Schengen, y el primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, dijo ayer que la UE está “cometiendo un suicidio ritual” con su política migratoria. “Si se necesita hasta finales de 2016 o 2017 para que Europa establezca un control de fronteras y guardacostas, la UE habrá cometido un suicidio”, dijo Fico al periódico checo Pravo. El ex primer ministro belga, Guy Verhostadt, quien encabeza el grupo liberal del Parlamento Europeo, dijo que las medidas tendrían un “efecto devastador” sobre la vida de los europeos, especialmente los que viven en las zonas fronterizas.

Los actuales controles temporales que se están aplicando son en las fronteras entre Suecia y Dinamarca; Alemania y Austria; Dinamarca y Alemania; Austria y Eslovenia; Austria y Hungría; y Eslovenia y Croacia. Francia anunció controles como parte de su estado de emergencia después de los ataques terroristas de noviembre en París, pero no se han aplicado a lo largo de sus fronteras, que son atravesadas por cientos de rutas.

“Desde un punto de vista práctico, hay puntos de cruce por todos lados”, dijo Camino Mortera-Martínez, del Centro para la Reforma Europea (CER),con sede en Londres. “Sólo porque uno tenga los controles fronterizos, esto no significa que uno puede viajar libremente. Uno puede moverse libremente, pero a veces puede ser controlado. Los Estados miembros no están planeando poner alambre de púas y construir muros”.

Algunas de las recientes iniciativas fronterizas de la UE están destinadas a aislar a Grecia, donde más de 2000 personas aterrizan todos los días a pesar de las severas condiciones invernales. Se supone que Grecia registra a los que entran, pero el resto de la UE se ha visto frustrada por el fracaso del país para vigilar sus fronteras.

El lunes, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, respaldó medidas para sellar la frontera sur de Schengen con Macedonia: en una carta aprobó la propuesta de Eslovenia para reforzar la frontera de Macedonia con Grecia para bloquear los migrantes de esa manera.

* De The Independent, de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.