EL PAíS › EL MINISTRO DEL INTERIOR RECIBE A LOS GOBERNADORES DEL PERONISMO

Con los reclamos a la Rosada

Los 11 gobernadores del justicialismo irán al encuentro con Rogelio Frigerio con el reclamo por más recursos y en contra de la modificación unilateral de la coparticipación como hizo Macri a favor de la Capital Federal.

 Por Nicolás Lantos

El ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, recibirá este mediodía en Casa Rosada a los once gobernadores justicialistas que el fin de semana pasado firmaron un documento pidiendo un mayor federalismo y condenando la modificación unilateral del reparto de los fondos coparticipables a favor de la ciudad de Buenos Aires. Luego de que los mandatarios provinciales amenazaran con recurrir al Poder Judicial para que convalide sus reclamos, que la Corte Suprema ya validó para Córdoba, Santa Fe y San Luis, fueron citados por Frigerio para intentar una salida política al problema.

Desde el peronismo hay “buena voluntad y optimismo” de cara a la reunión, pero los dichos del presidente Mauricio Macri ayer en Córdoba acerca de que “no se puede andar asistiendo al que no hace las cosas bien” despertaron una alarma entre los gobernadores, que temen que el gobierno nacional pretenda tener mayor injerencia en las finanzas provinciales o que, directamente, se trate de una excusa para castigar a los distritos que no acepten la disciplina política que proponga la Casa Rosada.

“Si los que hacen las cosas bien son la Capital, la provincia de Buenos Aires y Córdoba, o estamos ante una casualidad enorme o hay una intencionalidad política”, le dijo a Página/12 uno de los invitados a la reunión. El acuerdo entre los gobernadores peronistas es ir a escuchar lo que tenga que decir el gobierno nacional sobre las decisiones tomadas sobre el reparto federal de recursos e intentar una salida negociada.

En la orden del día estará principalmente el reparto de los fondos coparticipables, que Macri modificó por decreto para triplicar la partida correspondiente a la ciudad de Buenos Aires. “Los coeficientes de distribución de los fondos coparticipables no pueden ser modificados mediante un decreto, sino que deben acordarse con todas las provincias”, señalaron los once en el documento confeccionado el sábado pasado en San Juan.

Otros temas que plantearán los mandatarios son “que el gobierno nacional cumpla con las obligaciones de financiar y saldar las obras públicas nacionales comprometidas” por la anterior administración y el saldo de “las deudas previsionales existentes en las jurisdicciones provinciales” por parte de Anses. “Todo puede charlarse pero hay un punto que no se negocia –planteó ayer otro de los asistentes–. Queremos que el Gobierno se comprometa a devolvernos el 15 por ciento que la Corte ya dijo que es nuestro para empezar a charlar.”

Se refiere al porcentaje de los fondos coparticipables que cada provincia tiene que ceder durante los últimos años a la Anses por una ley del año 2006 que el máximo tribunal declaró inconstitucional a fines del año pasado ante las demandas de Córdoba, Santa Fe y San Luis. Luego de la sentencia, la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner eximió de esa deducción al resto de los distritos, a través de un decreto que Macri dejó sin efecto a poco de asumir.

“Sobre el 15 por ciento no hay nada que discutir. La deducción es ilegal, la Corte Suprema ya lo dijo y si el Gobierno no lo devuelve por las buenas, habrá que ir de nuevo a tribunales a reclamar lo que les corresponde”, explicó un operador peronista de buen diálogo con los gobernadores. No serían los primeros en presentar una demanda en ese sentido. Ayer el correntino Ricardo Colombi (a la sazón el único jefe provincial que apoyó a Macri en las elecciones del año pasado) anunció que reclamaría su parte ante la Corte.

Un tema más –insólito– se colará por la ventana del encuentro: se trata de las declaraciones del ministro de Cultura porteño, Darío Lopérfido, que dijo hace dos días que “no hubo 30 mil desaparecidos” sino que se inventó esa cifra “para cobrar subsidios”. También que “el peronismo nació con un golpe de Estado” y que era “como el nazismo pero sin matar judíos”. Ayer, entre los gobernadores había enojo y sorpresa por esos dichos, y algunos llegaron a sugerir que el funcionario debía renunciar. Sin llegar a esa exigencia, el malestar con Lopérfido será planteado ante Frigerio este mediodía.

Del almuerzo, que tendrá lugar en el Salón de los Escudos de la Casa Rosada, van a participar los once gobernadores que se reunieron el sábado en San Juan y rubricaron el documento: Juan Manuel Urtubey (Salta), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gildo Insfrán (Formosa), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán), Lucía Corpacci (Catamarca), Claudia Ledesma Abdala de Zamora (Santiago del Estero), Carlos Verna (La Pampa), Domingo Peppo (Chaco) y Sergio Uñac (San Juan).

Será la segunda vez que todos ellos tengan un encuentro con el nuevo gobierno: la primera fue, junto al resto de los gobernadores, en la quinta de Olivos, con Macri, en los primeros días de su gestión. Luego, cada uno de ellos tuvo una o dos reuniones a solas con Frigerio, el encargado de manejar la relación de la Casa Rosada con la provincias.

Para el PRO, mantener un buen vínculo con los gobernadores peronistas es clave, ya que van a necesitar de los votos que puedan traccionar caciques provinciales en el Congreso. Para los gobernadores, esta es otra ocasión de mostrarse unidos y asordinar las diferencias que hay entre ellos y con otros sectores del Frente para la Victoria, a pocos días de la primera reunión del Consejo Nacional Justicialista que dará la largada a la interna partidaria que definirá los liderazgos para esta nueva etapa del peronismo en la oposición.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, buscará contener hoy los reclamos de los gobernadores.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.