EL MUNDO › DANIEL SEIDEL, UN ENTENDIDO EN EL VATICANO, ASEGURA QUE FRANCISCO RECHAZA EL PROCESO DESTITUYENTE

Rezo por Dilma y gestos de preocupación

“Con su conocida generosidad el Papa no es indiferente a la situación de mi país”, afirma el profesor Seidel. El miembro de la Comisión Brasileña de Justicia y Paz agrega que Francisco “recibió a la actriz Leticia Sabatella, una luchadora contra el golpe”.

 Por Darío Pignotti

Página/12 En Brasil

Desde Brasilia

El Papa reza por Dilma, no por Temer. Valiéndose de gestos elocuentes Francisco manifestó al menos dos veces su rechazo al putch parlamentario que quitó de su cargo a la presidenta Rousseff. “Primero cuando recibió a la actriz Leticia Sabatella, ella es una luchadora contra el golpe, y después a través de su rezo por la democracia” explica el profesor Daniel Seidel, miembro de la Comisión Brasileña de Justicia y Paz, vinculada a la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil. Seidel es un entendido en la gramática del Vaticano.

“Con su conocida generosidad el papa Francisco no fue indiferente a la situación de nuestro país, él seguramente estaba bien informado de quien es la actriz Sabatella, ella es muy conocida e incluso muy respetada por su trabajo en la TV Globo, y a pesar de trabajar en esa empresa que es una de las promotoras del golpe ella fue al Planalto para apoyar al gobierno democrático. Esa conversación del Papa con Sabatella fue una señal de su actitud ante la quiebra institucional”.

–¿Cómo traducir en lenguaje político esa reunión?

–Por su puesto no me asumo como quien habla en nombre del Papa, en mi parecer él demostró estar atento, preocupado frente a todo este proceso de deterioro democrático.

–¿Atento, preocupado o solidario con Dilma?

–Puede decirse que él está bastante procupado con el golpe, él sabe lo que significa un golpe. Estas reuniones privadas no son improvisadas, Su Santidad recibió a Leticia Sabatella que iba acompañada por la doctora Kenarik Boujikian, de la agrupación Jueces por la Democracia, y le entregaron una carta del abogado Marcelo Lavenere, en la que se señala claramente que el impeachment es un “golpe de Estado”. Y como usted sabe, y los diplomáticos del Vaticano también, el doctor Lavenere fue quien defendió la inocencia de la presidenta Dilma en la Comisión de Impeachment en el Senado. No puede ser otra cosa que solidaridad con la democracia y preocupación frente al golpe el hecho de que al día siguiente el Papa haya rezado por la armonia y por la paz.

–¿La Conferencia de Obispos brasileña lo ve con igual preocupación?

–Yo no hablo en nombre de la Conferencia de Obispos, pero nuestra institución está ligada a ella. Dicho eso, considero que hay preocupación entre los obispos por las consecuencias de esto en la calidad de nuestra democracia, y creo que esto se va a acentuar si el actual gobierno (de Temer) toma medidas contra las tierras indígenas, algo que es muy sentido por los obispos.

–No rezó por Temer.

–Seguramente no, si entendemos que él arribó al gobierno de una manera que no se condice con las prácticas políticas democráticas, abiertas, legítimas. El Papa es un hombre misericordioso que en sus oraciones tiene en cuenta a los más pobres, a los excluidos, él ha recibido a los representantes de los movimientos sociales brasileños.

Desde mi percepción creo que él en su espiritualidad siente un dolor ante el golpe y el sufrimiento que esto causa.

–¿Y en la perspectiva diplomática?

–Hasta este lunes no tuvimos noticias de que el Vaticano haya divulgado alguna nota sobre el gobierno del presidente interino Temer, esto es una forma de indicar que su reconocimiento es relativo, o si llega más adelante, será un reconocimiento que demoró en llegar.

El Papa seguramente está muy informado de que la OEA, Unasur, la Corte Interamericana dijeron que esta situación que estamos viviendo no es democrática, la compararon a los golpes que hubo en Paraguay en el 2012 contra el presidente Fernando Lugo, y el de Honduras (2009) contra el presidente Manuel Zelaya.

–Un alto funcionario ruso refirió a la injerencia norteamericana.

–No se puede afirmar algo concreto sobre qué sucedió en los corrillos porque sería liviano hablar sin información. Ahora bien, si uno ve todo el recorrido de este proceso de desestabilización tiene derecho a imaginar que hubo alguna injerencia de Estados Unidos porque sus intereses no estaban siendo garantizados desde el petróleo, con la legislación de los yacimientos de “pre-sal” (aguas ultraprofundas) en adelante.

Estados Unidos no recibía con simpatía la proyección internacional de Brasil con su prioridad por la integración latinoamericana y algo que es importante tener en cuenta, su integración al grupo BRICS.

Esta insatisfacción de Estados Unidos tal vez sea lo que nos explica por qué el nuevo canciller José Serra está actuando de manera tan directa contra algunos gobiernos latinoamericanos.

–¿Se refiere a las declaraciones del canciller?

–Sí, y a la predisposición que se está demostrando de volver a aplicar una política exterior simpática hacia a Estados Unidos, y esto no es bien visto por gente del Palacio Itamaraty, porque la política externa es una política de estado que no se puede alterar de esa manera. Y el senador Serra, que no es un diplomático de carrera, no parece preocuparse con esto por la forma que ha actuado en tan pocos días en el cargo.

Cannes

La actriz Sonia Braga junto al director y el elenco de la película Aquarium denunciaron el “golpe” ayer en el festival de Cannes, generando una fotografía que atravesó el muro de desinformación establecido en Brasil cuyos medios fingen que el país vive en la normalidad democrática. “Gracias por el apoyo al extraordinario del elenco de Aquarius, un beso en nombre de la democracia, gracias Gracias Sonia Braga, Kleber Mendoca Filho y Maeve Jinkings, el talento de Brasil en Cannes”, saludó la presidenta apartada del cargo Dilma Rousseff.

–Según parece, Temer no logró convencer a los artistas

–Los artistas, el mundo de la cultura, la intelectualidad percibió que esto es un golpe. Es importante que el mundo esté sabiendo de lo que realmente ocurre aunque lamentablemente sea difícil hacerlo saber en Brasil donde los medios, en primer lugar la cadena Globo están blindando al gobierno de Temer, dando prácticamente sólo noticias positivas y condenando al ostracismo a la presidenta Dilma porque sus declaraciones prácticamente no aparecen. Hay una política de ocultamiento muy malintencionada, ahora se informa poco de las maniobras del nuevo gobierno donde la mitad de su gabinete está sospechado de alguna irregularidad, luego de que sacaron al Dilma del gobierno sin que haya ninguna acusación de corrupción en contra de ella. Y ahora vemos que Eduardo Cunha, alguien que fue fundamental para el golpe institucional, sigue influyendo a pesar de que el Supremo lo investiga por casos de corrupción muy serios.

–¿Sigue en pie la sociedad Temer-Cunha?

–Posiblemente sí, en el gabinete del gobierno interino hay dos funcionarios importantes, dos abogados, directamente vinculados a Cunha, uno es el ministro de Justicia Alexandre de Moraes. Ese acuerdo de Temer y Cunha no se desarma fácilmente, Cunha ya hizo saber que no permitirá que se lo saquen de encima ahora que está procesado. Es una sociedad con muchos elementos oscuros, es una realpolitik de gente muy peligrosa, esto también tiene que ver con la forma como se votó en el Congreso para el impeachment, allí se supone que hubo dinero.

–¿Hubo diputados sobornados para que voten el impeachment?

–La votación en diputados fue fundamental para acabar con Dilma y permitir que su lugar lo ocupe Temer. Y hubo muchos intereses jugando detrás de esa votación que sigue dejando dudas sobre cómo se negociaron los votos, nadie sabe bien que pasó.Hay rumores que escuché pero no puedo comprobar porque no tento documentos ni nadie que salga a confirmarlo, que dicen que llegó dinero a Brasilia, antes de que se votara el impeachment en aquella sesión orquestada por Cunha el domingo 17 de abril. “Yo no sé si esto es verdad, pero le recuerdo que en 1996 ya corrió bastante plata para convencer a diputados de que voten por la enmienda que permitió la reelección del presidente Cardoso, y esto luego se comprobó. Ahora todo se esconde, pero creo que tarde o temprano se va a correr la cortina que está tapando todo esto”, pronosticó Seidel en diálogo con este diario.

Compartir: 

Twitter
 

El Papa rezó por la democracia al día siguiente del inicio del impeachment contra Dilma Rousseff.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.