EL MUNDO › LA JUSTICIA BRASILEñA INVESTIGA A LA SECRETARIA DE LA MUJER DESIGNADA POR DESVíO DE FONDOS PúBLICOS

Evangélica conservadora con prontuario

Luego de la renuncia de dos ministros de Temer por presunta corrupción en un gabinete interino sin minorías étnicas ni mujeres, se supo que Fátima Pelaes también está bajo sospecha de haber desviado más de un millón de dólares del presupuesto nacional.

Las autoridades judiciales en Brasil investigan a Fátima Pelaes, designada titular de la Secretaría de Política para las Mujeres por el presidente interino Michel Temer, quien en escasas semanas de gobierno tuvo la renuncia de dos de sus ministros por acusaciones de corrupción. Además, la suspendida presidenta, Dilma Rousseff, criticó que Pelaes haya sido nombrada por ser una evangélica que se opone al aborto.

Fátima Pelaes está siendo investigada por sospecha de integrar una trama delictiva de desvío de fondos públicos. Según el diario Folha de Sao Paulo, la organización a la que presuntamente pertenecería Pelaes habría desviado cuatro millones de reales (unos 1,11 millones de dólares) de las llamadas “enmiendas parlamentarias” en un caso que se comenzó a investigar ya en 2012. Las “enmiendas parlamentarias” son modificaciones al presupuesto anual del Estado, que realizan legisladores en favor de sus respectivos estados. La información consta en un informe de la Fiscalía General de la República relativo a la llamada operación “Voucher”, en 2011.

La asunción de Pelaes está prevista para los próximos días, pero la ex diputada ya participó junto a Temer en reuniones de gobierno e incluso estuvo a su lado cuando la semana pasada anunció la creación de un nuevo organismo que coordine acciones contra la violencia de género. Su designación para comandar la Secretaría encargada de elaborar políticas destinadas a defender los derechos de las mujeres nació con polémica. La ex legisladora es correligionaria de Temer en el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). Su nombre fue dado a conocer en momentos en que Brasil se encuentra conmocionado por la violación grupal que sufrió una adolescente de 16 años en una favela de Río de Janeiro. Su designación fue criticada porque durante su mandato como diputada, Pelaes, que es evangélica, se manifestó contraria al aborto aún los casos permitidos por la legislación: violación, riesgo para la madre y anencefalia.

Una de las voces que se levantó en contra fue la de Dilma, que ante participantes en la “Manifestación de las Mujeres por la Democracia y contra el Golpe”, que tuvo lugar en Río, Rousseff cuestionó que el presidente interino Michel Temer no cuente en su gabinete con ninguna mujer y que haya nombrado como su encargada para las políticas para la mujer a una declarada antiabortista. “Es lamentable que, tras ser escogida como secretaria de las mujeres, ella diga que está contra del aborto legal en caso de violación, que es un caso previsto en la ley”, se ofuscó Dilma, aclamada por miles de mujeres de diferentes partidos de izquierda, sindicatos y grupos feministas. En su opinión, el aborto en casos de violación es una de las pocas conquistas que han conseguido las mujeres en Brasil. “Un agente público, hombre o mujer, pero sobre todo una mujer, no puede creer que sus convicciones personales se sobreponen a la ley. Y la ley es clara: permite el aborto en caso de violación”, remarcó la primera mujer en asumir la Presidencia de Brasil.

La mandataria suspendida agregó que lo más grave es que la nueva secretaria manifieste esa opinión justo en el momento en que Brasil está consternado por el caso de una niña de 16 años que fue violada por al menos 30 hombres. “Es muy grave que la secretaria de las mujeres diga eso justamente en momentos en que ocurrió una violación colectiva que nos llena de vergüenza como mujeres. Ninguna de nosotras puede quedarse callada ante eso”, afirmó.

La presidenta citó como retrocesos dos casos recientes en Río de Janeiro, el de la violación colectiva y el de una niñera que fue impedida de ingresar al baño en un elegante club al que había sido llevada por los padres de las niñas que cuidaba. “Esa cultura de la violación contra las mujeres y al mismo tiempo esa cultura de la exclusión social es algo que sabemos que tiene que ser combatido. Y tiene que ser combatido por todos los movimientos pero también por los gobiernos”, sentenció.

Rousseff también lamentó que Temer, contra quien reiteró las acusaciones de golpista, haya excluido de su gabinete a las mujeres y a los negros, grupos mayoritarios en la población brasileña. “Se trata de un gabinete que excluyó a la mayoría de la población en este país, que no son solo las mujeres sino también los negros, una parte expresiva de nuestra población. Un gobierno de hombres, viejos, ricos y blancos no representa la diversidad de nuestro país”, repudió.

Aseguró que durante su gobierno siempre fue vista como una “incomodidad” por los sectores conservadores, que no aceptaban ser gobernados por una mujer a la que consideraban frágil. “Pero nosotras, las mujeres, tenemos una inmensa capacidad de resistir. Todas las mujeres anónimas de este país resistimos diariamente. Toda mi vida luché”, exclamó, al citar su historia como militante que batalló contra la dictadura, durante la que sufrió torturas y la superación de un cáncer.

La Corte Suprema transfirió el año pasado caso de Pelaes a la Justicia Federal del estado de Amapá, en el norte del país, debido a que culminó su mandato parlamentario y ya no goza del privilegio de los fueros. Se presume que Pelaes participó en los desvíos de recursos públicos a través de una ONG fantasma, a la que recomendó para recibir partidas presupuestales con el fin de que promoviera el turismo en Amapá.

“Toda esta articulación delictiva contó con la participación de la diputada federal Fátima Pelaes, que constantemente se reunía con funcionarios del Ministerio de Turismo para agilizar la liberación defondos”, acusó en 2012 el entonces fiscal general Roberto Gurgel. La futura secretaria de Estado negó las irregularidades. “Yo confío en el trabajo de la policía y de la Justicia y estoy tranquila de que todo será aclarado”, respondió la ex legisladora a través de su oficina de prensa, indicó el medio.

No es la primera denuncia que ronda el flamante Gobierno interino de Temer, que comenzó el 12 de mayo. Desde entonces, dos ministros llegaron a asumir sus cargos y acabaron cayendo por denuncias de corrupción. Los ahora ex titulares de Planificación, Romero Jucá, y de Transparencia, Fiscalización y Control, Fabiano Silveira. Ambos fueron grabados por un implicado en la trama de corrupción en Petrobras manifestando su intención de frenar las investigaciones sobre los fraudes en la petrolera estatal, en el caso de Jucá, o ayudando a acusados de beneficiarse con los desvíos de fondos, en el caso de Silveira.

Compartir: 

Twitter
 

Fátima Pelaes junto a Michel Temer el martes, durante un reunión de seguridad luego de la violación colectiva.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.