EL PAíS › CURAS POR LOS POBRES

Pedido de Cuentas

 Por Washington Uranga

Siguiendo con la iniciativa de publicar quincenalmente cartas públicas informativas el Grupo de Curas en la Opción por los Pobres dio a conocer ahora un texto en el que pide que el presidente Mauricio Macri explique el aumento “escandaloso” de su patrimonio y ofrezca transparencia sobre sus declaraciones juradas que pusieron en evidencia la existencia de cuentas bancarias en el exterior. En el mismo documento se denuncia la continuidad de la detención de Milagro Sala, la desatención del Estado respecto de la población, el aumento de los comedores populares y se advierte respecto de la política de seguridad del Gobierno. Los Curas también defienden al papa Francisco ante las críticas que se le formulan desde el oficialismo.

“Nos preguntamos –dice el Grupo– si el Congreso, como representante del pueblo, ¿no tendría que llamar al Sr. Presidente a rendir cuentas, teniendo en cuenta sus promesas de transparencia y sus declaraciones juradas vidriosas?”. Y agregan: “Nos preguntamos si la situación no amerita una interpelación al presidente y un eventual juicio político por violación de la Ley de Etica Pública y enriquecimiento ilícito”.

Advierten los sacerdotes católicos que “sigue impune el escandaloso caso de los muchos miembros del actual gobierno, encabezados por el presidente de la Nación mencionados en los Panamá Papers como partícipes en empresas offshore” porque “ninguna de las explicaciones dadas logra siquiera remotamente ser satisfactoria”. Y manifiestan su esperanza de que “la Justicia que investiga el caso, tenga las manos libres para obrar en consecuencia”.

Al repasar las noticias recientes el Grupo de Curas denuncia que “el Estado no cuida a la población” y para demostrarlo recuerdan que “fue derogada la Dirección de Enfermedades Inmuno-prevenibles” y que “la política de salud está absolutamente ausente, como se manifiesta en la crisis de la epidemia de dengue (75.000 infectados) y también de gripe A”. El documento señala además que “el desprecio por los que quedan fuera del modelo imperante se revela también en la desatención sistemática de la política universitaria” dado que “se ha reducido su presupuesto en $ 20.000.000”. Pero agregan que “también es coherente, con esa desatención de los pobres el cierre de programas culturales y educativos”.

Respecto del veto presidencial a la ley de emergencia ocupacional, los Curas sostienen que “resulta llamativo el llamado a ‘armar una olla popular’, por parte de las tres CGT en lugar de liderar la protesta obrera para la cual fueron elegidos como representantes de los trabajadores, algunos de ellos más preocupados por la situación de la AFA (Asociación del Futbol Argentino) que por la desocupación y los 154.000 despidos registrados en lo que va del macrismo”.

En relación a los recientes anuncios en favor de los jubilados se dice que “esconden, detrás de un sensato reconocimiento de unos derechos nunca satisfechos, una trampa, un ‘Caballo de Troya’: no solamente se propone un blanqueo que autoriza ‘lavarse las manos’ de evasiones y fugas de capitales (cuestiones a las que el Presidente de la República no es ajeno), sino también una peligrosa descapitalización del sistema previsional en nombre de la justicia”.

Frente a todo esto, dicen los sacerdotes que trabajan en medios populares, “comenzamos a ser testigos de reclamos crecientes por comida en nuestro pueblo” mientras “se multiplican la participación en comedores comunitarios y escolares”. A modo de ejemplo plantean que “la escena del vuelco de un camión jaula y las vacas faenadas en la zona de Añatuya el 25 de mayo nos traen a la memoria momentos tristes de nuestro país en el 2001-2002”.

Hay también una preocupación sobre el tema de seguridad. “Una policía auto-gobernada permite que afloren en algunos casos las peores mañas; la creciente ola de secuestros no parece que sea ajena a esto, según afirman varios especialistas en el tema. Igualmente rechazamos la represión en la provincia de Tierra del Fuego a raíz de la crítica situación social que ya hemos denunciado”, dicen los Curas. Y agregan que “una vez más insistimos que ‘este modelo no cierra sin represión’ para sus mentores” porque “la seguridad sin control democrático puede derivar en violencia institucional y la repudiamos”. En la misma línea se cuestiona la decisión del Ejecutivo de quitar “el control civil necesario” sobre las Fuerzas Armadas que es “fundamental para el recto orden democrático” y vinculan esta decisión “con la presunta intención de volver a armar un aparato represivo frente al creciente descontento social y responder a los acuerdos con EE.UU. militarizando la seguridad interna”.

En otro apartado los Curas dicen que “las críticas al Papa Francisco por parte del Gobernador jujeño Gerardo Morales y de periodistas de la prensa hegemónica”, expresan “el enojo que les provoca su libertad para enviar un rosario a Milagro Sala y recibir a la querida Hebe Pastor de Bonafini”. Destacan también que “el largo tiempo que Francisco le concedió a Hebe y las imágenes sonrientes de dicho encuentro, manifiestan claramente que hay modelos, actitudes y compromisos mucho más coherentes con el Evangelio que otros, más allá de circunstanciales desencuentros personales”. Critican, sin embargo, recientes declaraciones del obispo Jorge Casaretto quien dijo que son los obispos argentinos y “no Hebe de Bonafini la más autorizada para informar al Papa de la realidad argentina”. Afirman los Curas que “cuando escuchemos al episcopado denunciar claramente las injusticias, poner nombre a los injustos y hacer propia la causa de los pobres, en ese caso sí creeremos que los informes que envíen (los obispos) a Roma serán veraces y creíbles”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.