EL MUNDO › POR PRIMERA VEZ EN MáS DE MEDIO SIGLO EL DIARIO DE DALLAS NO APOYARá A UN REPUBLICANO

Trump sigue batiendo records negativos

El respaldo formal a Hillary Clinton se produce un día después de que el Dallas Morning News subrayara que Trump está “en contra de casi todos los ideales del Partido Republicano” y “no está calificado para ser presidente”.

El principal periódico de Texas, el Dallas Morning News, expresó ayer su respaldo formal a la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton, un día después de romper la tradición de medio siglo de apoyo a candidatos republicanos por parte del diario con su rechazo a Donald Trump.

“Currículum frente a currículum, capacidad de decisión frente a capacidad de decisión, esta elección no tiene competencia (...) Hillary Clinton es la candidata más capaz de mantener nuestra nación segura”, aseguró el Dallas Morning News, de tendencia conservadora.

“Proteger los ideales estadounidenses y trabajar entre ambos partidos para defender las instituciones nacionales que se sustentan en un presidente competente y experimentado”, agregó en su editorial de hoy.

El respaldo formal se produce un día después de que el Dallas Morning News subrayara que Trump está “en contra de casi todos los ideales del partido republicano” y “no está calificado para ser presidente”.

Se trata de la primera vez desde 1964, cuando evitó comprometerse en la elección entre el demócrata Lyndon B. Johnson y el republicano Barry Goldwater, que el diario texano decide no apoyar al candidato del Partido Republicano a la Casa Blanca.

“No ha sido una decisión fácil. El periódico no ha apoyado a un candidato demócrata desde la Segunda Guerra Mundial”, indicó el editorial, que reconoce que sus valores están “más cerca de la libertad individual, el libre mercado y la fuerte defensa nacional”.

Texas es un estado considerado tradicionalmente seguro para los republicanos en las elecciones presidenciales, ya que la última vez que votó a favor de un demócrata fue en 1974.

Sin embargo, la peculiar y controvertida campaña de este año con Trump al frente ha llevado a abrir la posibilidad de que sea un estado que pueda ser disputado por los demócratas.

Asimismo, el creciente número de latinos en este estado y las polémicas declaraciones y propuestas de Trump de crear un muro en la frontera sur con México han alejado a este cada vez más importante sector demográfico del partido republicano.

De los 37 millones de habitantes de Texas, el 38 por ciento es de origen hispano, frente al 17 por ciento que representan en la población general en todo el país.

Por otro lado, Trump propuso ayer, en caso de llegar a la Casa Blanca, eliminar “por completo” los recortes en defensa y presentar un nuevo presupuesto para “reconstruir” las Fuerzas Armadas del país. Con el lema “paz a través de fuerza” en relación a la seguridad nacional, el magnate –durante un acto en Filadelfia– sostuvo que eliminará los recortes conocidos como “secuestro” y valorados en 1.200 millones de dólares que afectaron a muchos programas sociales del gobierno y, en particular, al presupuesto del Pentágono.

Según detalló, el republicano quiere tener un Ejército activo de alrededor de 540.000 miembros, frente a la “reducción” a 450.000 propuesta por Barack Obama; una infantería de marina de 36 batallones; una Armada con 350 buques y submarinos y una Fuerza Aérea que disponga de al menos 1200 aviones de combate.

Trump endureció su discurso y aseguró que le pedirá al Congreso que se eliminen los recortes del gasto público en Defensa que funcionan desde 2013 para reducir el déficit y presentará un nuevo presupuesto para con la idea de “reconstruir” las Fuerzas Armadas del país.

Además, si gana las elecciones y asume en enero próximo, Trump le dará a los generales un plazo de 30 días para que le presenten un plan “para derrotar y destruir” a los yihadistas del EI, de acuerdo con las propuestas divulgadas por su campaña. “Deberíamos trabajar con cualquier país que comparta nuestro objetivo de destruir al EI”, enfatizó el candidato. Según su campaña, una de las primeras órdenes de Trump como presidente será pedir a los departamentos y agencias federales una “revisión exhaustiva” de las ciberdefensas del país, con el objeto de “identificar todas las vulnerabilidades”.

El martes, el republicano recibió el apoyo de 88 generales y almirantes retirados que, en una carta abierta, defendieron que Trump tiene el “carácter” para ser comandante en jefe. Sin embargo, con estas propuestas, el candidato quiere convencer a los escépticos, muchos de ellos en el seno de su propio partido, que realmente está preparado para investirse en ese cargo.

Durante la presentación de este plan,Trump no ahorró en críticas a su rival, la demócrata Hillary Clinton, al considerarla una candidata “de gatillo fácil” con un carácter “muy inestable”.

A pocas horas de que ambos –Trump y Clinton– participen en un foro en Nueva York sobre el mismo tema organizado por la cadena de televisión NBC, la campaña de la demócrata destacó en un comunicado que ella ya recibió el apoyo de 95 generales y almirantes retirados para convertirse en la próxima comandante en jefe de Estados Unidos.

Compartir: 

Twitter
 

Trump propuso ayer eliminar “por completo” los recortes en defensa.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.