EL MUNDO › UN GOLPE CONTRA EL ENEMIGO
NUMERO UNO DE ESTADOS UNIDOS EN IRAK

El que fue herido en el camino de Alá

Abu Musab al Zarqawi, el líder de la insurgencia iraquí, vinculado a la red Al Qaida, fue herido en combate. La noticia la brindó supuestamente la organización en un sitio web islámico.

Por Kim Sengupta*

Abu Musab al Zarqawi, el insurgente más buscado en Irak, fue herido en combate, según aseguró ayer el grupo que él lidera. Una declaración de Al Qaida en Irak afirmó que el militante jordano –cuyos combatientes secuestraron y decapitaron al rehén británico Ken Bigley– había sido herido “en el camino de Dios” y urgió a los musulmanes a que rezaran por él. El Pentágono no lo confirmó ni desmintió.
El anuncio llegó luego de los reportes que afirmaban que Al Zarqawi, descripto como el “emir” de Osama bin Laden en el país, fue llevado sangrando mucho a un hospital de la ciudad de Ramadi. Las autoridades norteamericanas, que habían puesto una recompensa de 25 millones de dólares sobre la cabeza del jordano de 35 años –el mismo precio que hay por Bin Laden–, eran cautelosos sobre esta declaración, argumentando que no podía ser inmediatamente verificada.
El teniente coronel del ejército de EE.UU. Steve Boylan aseguró: “No tenemos información sobre si está herido o sobre cuál es su estado de salud. Todavía es nuestro objetivo número uno para capturar o matar”. Un vocero del Pentágono agregó: “Hemos vistos los informes. No tenemos nada con que contribuir en este momento. Quizá tengamos más tarde”. Sin embargo, oficiales del gobierno iraquí en Bagdad señalaron que ésta es la primera vez que Al Qaida en Irak ha emitido una declaración de este tipo sobre su líder y que ha sido publicado en un website islámico normalmente usado por este grupo. También destacaron que el anuncio fue seguido por varios reportes similares de distintas fuentes.
La declaración de Al Qaida en Irak, supuestamente de su coordinador de prensa, Abu Maysarah al Iraqui, no dio ningún detalle de las circunstancias que rodearon la lesión. Decía: “Oh Nación del Islam ... Reza por la mejora de nuestro jeque Abu Musab al Zarqawi por una herida sufrida en el camino de Dios... Tú eres amado por los mujaidines y que Dios te sane y te haga firme... Nuestro jeque nos ha enseñado que nada es tan valioso como al Islam.
“Que todos alrededor del mundo sepan que la lesión de nuestro líder es un honor y una causa cercar a los enemigos de Dios, y una razón para aumentar los ataques contra ellos.” Los militares norteamericanos, en particular, han estado investigando una versión de un doctor sobre cómo trató supuestamente a Al Zarqawi, que había sido traído al Hospital General en Ramadi. Esto siguió a una ofensiva de las fuerzas de EE.UU. cerca de Al Qaim, en el noroeste de Irak. El doctor dijo que había reconocido a Al Zarqawi de las fotografías. Aseguró: “Estaba sangrando mucho y sus escoltas estaban bien vestidos, con un aspecto diferente a los muertos y a los familiares que hemos estado recibiendo por la ofensiva en Al Qaim.
“Traté sus heridas y le pedí que se quedara en el hospital para una mayor observación y le dije que debía registrarlo y anotar su nombre y sus datos. Pero se puso muy nervioso y se agitó. Se negó y me dijo que no se iba a quedar. Los tres hombres que estaban con él me pidieron respetuosamente que le permitiera irse del hospital inmediatamente y que les diera una receta y una lista de medicamentos que él pudiera necesitar.” Al Zarqawi, cuyo nombre real es Ahmed Fadhil al Khalayleh, se ha convertido en el líder militante de perfil más alto en el conflicto actual, que se ha adjudicado la autoría de ataques espectaculares contra los objetivos norteamericanos, británicos y del gobierno iraquí.
Al Qaida en Irak también ha ganado reputación de crueldad por los secuestros y las ejecuciones de varios rehenes iraquíes y extranjeros y se cree que Al Zarqawi en persona ha realizado los asesinatos en varias ocasiones. Entre sus víctimas, se dice, están el ingeniero norteamericano Eugene Armstrong, que fue secuestrado junto con otro estadounidense, y Bigley, de Liverpool, en Bagdad en septiembre 2002.
La construcción de la mística alrededor de Al Zarqawi comenzó con la preparación de la invasión de Irak cuando el entonces secretario de Estado, Colin Powell, le dijo a Naciones Unidas que Al Zarqawi, un asociado de Bin Laden, había buscado refugio en Irak y esto era una señal de que Saddam Hussein estaba cortejando a Al Qaida. No obstante, los norteamericanos no pudieron proveer ninguna evidencia que apoyara esto.
La semana pasada, en un mensaje grabado, Al Zarqawi declaró que estaba justificado matar a miembros de la población chiíta en Irak porque “colaboraban” con el enemigo. “Dios nos ordena que ataquemos a los infieles con todos los medios..., aun si infieles armados y víctimas imprevistas –mujeres y niños– mueren juntos. La prioridad es para Jihad –guerra santa–, por lo que cualquier cosa que retarde la Jihad debe ser dejada de lado.”

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen de Abu Musab al Zarqawi, líder de Al Qaida en Irak.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.