EL PAíS › LA INVESTIGACION DE LA MASACRE DE MARGARITA BELEN

Brinzoni fue citado por la Justicia

El juez Carlos Skidelsky lo interrogará como testigo, pero no se descarta que su situación cambie. Brinzoni era funcionario de la intervención de Chaco cuando se llevó a cabo la matanza.

 Por Victoria Ginzberg

El ex jefe del Ejército Ricardo Brinzoni fue citado por la Justicia para que contara todo lo que sabe sobre la Masacre de Margarita Belén. La matanza, en la que fueron asesinados 22 presos políticos, se realizó en el Chaco en diciembre de 1976, mientras Brinzoni era secretario general de la intervención de esa provincia.
La citación del ex jefe del Ejército había sido pedida por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y la agrupación HIJOS (Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio) del Chaco, impulsores de la causa.
Los organismos de derechos humanos habían reclamado que Brinzoni fuera convocado como acusado. El juez Carlos Skidelsky, en cambio, lo citó como testigo, aunque un funcionario vinculado con el caso no descartó que la situación del ex jefe del Ejército cambie durante el transcurso de la investigación.
En la noche del 12 de diciembre de 1976, 22 presos fueron sacados de sus celdas de Resistencia. Los guardias les dijeron que se prepararan para un traslado. Fueron torturados y subidos a autos, pero a las cuatro de la madrugada, en un camino lateral de la ruta 11, fueron ejecutados. Estaban maniatados y debilitados a raíz de la tortura. La versión oficial fue que los presos habían querido fugarse y se produjo un “enfrentamiento”.
Hace cuatro años, cuando HIJOS y el CELS reactivaron la causa, Brinzoni, en ese entonces jefe del Ejército, admitió que la masacre “no fue un enfrentamiento, fue un fusilamiento encubierto de detenidos que estaban en la cárcel U-7”. Al explicar esa declaración, el militar aseguró que el día del asesinato de los 22 detenidos el ministro de Gobierno de Chaco, Oscar José Zucconi, le comunicó los hechos y él creyó su explicación pero que, posteriormente, investigando el caso en forma personal, se dio cuenta de que había sido un “fusilamiento”. Brinzoni deberá concurrir a declarar al tribunal chaqueño el 28 de junio y al día siguiente deberá hacerlo Zucconi.
Para demostrar la participación de la gobernación en los crímenes del terrorismo de Estado, el CELS e HIJOS citaron al propio interventor, el general Antonio Facundo Serrano. “El enemigo calificado como delincuente subversivo es enemigo del ser argentino, del pueblo chaqueño y naturalmente del gobierno chaqueño. Nuestro gobierno no descansará hasta terminar con ese enmigo”, dijo en mayo de 1976.
La causa por la Masacre de Margarita Belén estuvo dos años paralizada porque la Cámara Federal de Resistencia hizo lugar a un pedido de hábeas corpus de la defensa y ordenó la libertad de diez militares que estaban detenidos.
Hace unas semanas, Skidelsky volvió a reclamar el arresto de los represores que participaron de los asesinatos, pero en el ínterin, uno de ellos, el coronel Norberto Raúl Tozzo, se escapó. En cambio, regresaron a prisión los militares Horacio Losito, Ricardo Guillermo Reyes, Germán Emilio Riquelme, Jorge Alcides Larrateguy, Athos Gustavo Renes, Aldo Martínez Segon, Rafael Carnero Sabol, Luis Alberto Pateta y Ernesto Jorge Simoni. Todos ellos están acusados de haber integrado el convoy que fusiló a los presos.

Compartir: 

Twitter
 

El ex jefe del Ejército Ricardo Brinzoni fue convocado por el juez chaqueño Carlos Skidelsky.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.