EL MUNDO

Cómo una socialista chilena fue elegida por anticipado

Las encuestas hacia las presidenciales en Chile mostraban a las dos precandidatas oficialistas aventajando a la derecha, pero ayer una de ellas se bajó para garantizar el triunfo de la otra.

La socialista Michelle Bachelet será la próxima (y primera) presidenta de Chile. Eso es al menos lo que parece después de que la ex canciller Soledad Alvear retirara anoche su postulación como candidata oficialista a la Presidencia y anunció su apoyo a la ex ministra de Defensa, quien –afirmó– será “la próxima presidenta de Chile”. “Por el bien superior de Chile, de mi partido (Demócrata Cristiano) y de la Concertación, he resuelto poner fin a mi candidatura presidencial. Hace pocos minutos se lo comuniqué a las autoridades de mi partido y a Michelle Bachelet”, señaló Alvear en rueda de prensa. Y eso parece entregarle a Bachelet la victoria por anticipado, ya que las encuestas muestran que es la candidata de la alianza gobernante que tiene mayor margen de ventaja contra la derecha.
La abogada Alvear, que desde 1990 ejerció altos cargos ministeriales en los tres gobiernos de la Concertación –ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), ministra de Justicia y canciller–, se retiró en septiembre pasado junto a Bachelet del gobierno del presidente Ricardo Lagos, para dedicarse a la campaña por la candidatura oficialista a las presidenciales. “Agradezco sinceramente a mi equipo y a todos los que se fueron sumando a este proyecto, proyecto que no muere, porque seguiremos trabajando en éste”, dijo Alvear, quien aparecía muy rezagada en las encuestas frente a Bachelet, que lidera todos los sondeos de opinión para las elecciones del 11 de diciembre próximo. La decisión de Soledad Alvear fue precedida por una carta privada que envió al presidente de la Democracia Cristiana, el senador Adolfo Zaldívar, donde le reclamó por los intentos de “bajar” su candidatura, tras la irrupción del empresario Sebastián Piñera, del Partido Renovación Nacional, el 15 de mayo. La proclamación de Piñera provocó un terremoto político en la derechista Alianza por Chile donde el candidato único era Joaquín Lavín, líder de la Unión Demócrata Independiente (UDI). En la misiva, la ex canciller se quejaba por el escaso aporte financiero a su campaña, situación que no fue abordada en su anuncio de anoche.
“Mi mensaje ha llegado a los corazones de miles y miles de chilenas y chilenos, con quienes nos dimos la mano, nos estrechamos en un abrazo entusiasta y afectuoso durante el recorrido que he realizado en distintas regiones”, indicó ante todos los miembros de su comando. “Trabajaré porque las ilusiones, la fuerza que hemos generado a lo largo y a lo ancho de Chile permitan asegurar la victoria de la Concertación en diciembre próximo”, anunció Alvear. Dijo sentirse orgullosa de haber contribuido a que los temas de las regiones, de las pequeñas microempresas, las preocupaciones de la clase media y de los más pobres, el servicio militar voluntario (ver nota aparte) hoy sean compartidos por los distintos candidatos. La última encuesta de la consultora Mori entregada hace una semana señaló a las ex ministras del presidente Lagos como favoritas en la intención de voto y que la socialista Michelle Bachelet obtendría el 52 por ciento frente a Lavín en las presidenciales.

Compartir: 

Twitter
 

Alvear (izq.) dice adiós; Michelle Bachelet llega.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.