EL MUNDO › BUSH ORDENO EL DESPLIEGUE DE EFECTIVOS MILITARES

Pilas vencidas para Bush

Un día después de que el alcalde de Nueva Orleans lo instara a “ponerse las pilas”, George W. Bush anunció ayer despliegues que llevarán a 40.000 el número de tropas en la zona de Katrina.

“Pónganse las pilas. Necesito refuerzos, necesito tropas, hombre.” Eso fue lo que había pedido Ray Nagin, alcalde de la devastada Nueva Orleans, en una desesperada apelación radial el viernes. Ayer, seis días después del inicio del huracán Katrina, George W. Bush prestó atención: ordenó el envío de otros 7000 efectivos militares en servicio activo, además de 10.000 guardias nacionales que serán desplegados en Louisiana y Mississippi la semana próxima, elevando el total de tropas en la región afectada a 40.000. Además de las críticas ininterrumpidas contra la administración de Bush, y la violencia incesante en la ciudad de Nueva Orleans, la catástrofe motivó la postergación hasta fecha indefinida de una reunión entre el presidente estadounidense y su homólogo chino, Hu Jintao, prevista para el miércoles en Washington. Y Michael Chertoff, secretario de Seguridad Interior, que estimó los costos del temporal en 100.000 millones de dólares, comparó sus efectos a los de “una bomba atómica”.
“El presidente irá a Luisiana y Mississippi”, dijo el portavoz de la Casa Blanca Scott McClellan, aunque el número y localización de las visitas del mandatario todavía estaba por definirse. Pero Bush, que visitará las zonas dañadas el lunes, no será el único que vaya a la región: el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, sobrevolará hoy, domingo, las áreas devastadas de Louisiana y Mississippi. Rumsfeld estará acompañado en su gira por el jefe del Alto Estado Mayor Conjunto, el general Richard Myers, y se prevé que también la secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, sobrevuele la región. Bush ordenó el envío de 7000 militares de tres cuerpos de elite del ejército, algo inusual en la historia del país, ya que el ejército no interviene en asuntos internos. Algunas de las unidades que serán despachadas a las zonas devastadas por el huracán Katrina están consideradas como fuerzas de ataque estratégicas y mantienen rigurosos niveles de disposición para el combate. Las tropas llegarán en las próximas “24 a 72 horas”, dijo Bush. Además, en Doha, el ejército estadounidense anunció que 300 efectivos desplegados en Afganistán e Irak han sido autorizados a regresar a Mississippi para ayudar a sus familias.
Pero las críticas a la inoperancia del presidente no amainaron. “A George W. Bush no le importan los negros”, dijo el rapero afro-estadounidense Kanye West por la cadena de televisión NBC, durante un concierto de solidaridad con las víctimas. La ayuda federal “tardó cinco días en llegar porque la mayoría de las personas son negras”, denunció West. Las críticas no estuvieron dirigidas solamente a Bush. Un policía de alto rango en Nueva Orleans denunció ayer que las tropas de la Guardia Nacional estaban sentadas jugando a las cartas cuando la gente moría en la ciudad luego del paso del huracán Katrina. Entretanto, las tareas de rescate continúan. Un total de 42.000 sobrevivientes del huracán fueron evacuados de Nueva Orleans, según indicaron las fuerzas armadas de Estados Unidos este sábado. Hay 40 aviones civiles y militares involucrados en el puente aéreo circular desde el aeropuerto internacional de Nueva Orleans. La Asociación de Transporte del Aire (ATA), que representa al mayor número de líneas aéreas de Estados Unidos y el Departamento de Transporte, anunció el viernes el lanzamiento de la “Operación Air Care”, una maniobra destinada a transportar a los civiles varados a lugares seguros. Esto se une a las tareas de los autobuses y trenes despachados específicamente para evacuar gente y a los esfuerzos del ejército que actualmente desarrolla un puente aéreo para rescatar a parte de la población todavía varada en Nueva Orleans.
Sin embargo, la violencia no abandona la región devastada, y ayer los refugiados del Superdome se echaban a tierra para evitar los disparos de un francotirador. Los disparos provenían de una autopista que pasa cerca del Superdome, donde miles de sobrevivientes al huracán Katrina esperaban los autobuses que los sacaran de allí, informó un oficial estadounidense. “Un hombre armado ha disparado. La policía escuchó (el tiro), por lo que le pedimos a todo el mundo que se echara al suelo”, dijo el coronel Scott Elliott. “A medida que la situación empeora, estos tipos (francotiradores)van a ser más numerosos”, advirtió. “Disparan a los ómnibus. Al Centro de Convenciones, dispararon a los soldados”, agregó, moviendo la cabeza.
Por su parte, el FBI advirtió que piensa adoptar medidas despiadadas contra cualquier terrorista, agente secreto del extranjero o muchedumbre de saqueadores que procuren sacar ventaja del quiebre que vive la sociedad civil en Nueva Orleans.

Compartir: 

Twitter
 

Izq. a der.: Richard Myers, Donald Rumsfeld, George W. Bush y Michael Chertoff.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.