EL MUNDO

Inhabilitación de Fujimori y una rebelión en su granja

El Chino ex presidente peruano, detenido en Santiago no será candidato para los comicios del próximo abril en Perú.

 Por Carlos Noriega
Desde Lima

La candidatura presidencial del ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000), detenido en Chile a la espera de que se resuelva un pedido de extradición para ser juzgado por delitos de corrupción y violaciones a los derechos humanos, fue rechazada por el Jurado Electoral en una decisión que se esperaba debido a la inhabilitación que pesa contra Fujimori para ejercer cargos públicos hasta el año 2011. A pesar de esta inhabilitación, los partidarios de Fujimori insistieron en inscribir su candidatura para las elecciones del 9 de abril. Para mantener presencia en las elecciones, minutos antes de que se cierre el plazo para la inscripción de candidaturas, a la medianoche del lunes, los fujimoristas inscribieron una segunda fórmula presidencial, encabezada por Martha Chávez, ex presidenta del Congreso durante el gobierno de Fujimori. Chávez, quien se postula bajo el rótulo de Alianza para el Futuro, lleva como candidato a la vicepresidencia a Santiago Fujimori, su hermano menor.

Santiago Fujimori fue asesor de su hermano durante su gobierno y ha sido acusado por una supuesta compra sobrevaluada del avión presidencial, caso por el cual en los próximos días deberá comparecer ante un tribunal. Las encuestas le daban a Fujimori un nivel de simpatía de entre el 15 y el 20 por ciento, pero hasta ahora no ha sido capaz de trasladar ese apoyo a sus partidarios. Según las encuestas, Martha Chávez tiene un respaldo que apenas fluctúa entre el 3 y el 5 por ciento. Un alto dirigente de Sí Cumple, partido de Fujimori, le confesó a Página/12, a condición de que no se revelara su nombre, que un sector del fujimorismo no veía con buenos ojos la candidatura de Martha Chávez. “Ausente el líder, todos se sienten presidenciables, y eso es lo que está pasando”, señaló, para graficar la lucha de poder al interior del fujimorismo.

Con la anulación de la candidatura de Fujimori, la lista de candidatos a la presidencia para las elecciones del 9 de abril cae de 24 a 23, lo que marca un record histórico de candidaturas presidenciales. Pero entre tantos candidatos, son sólo cuatro los que aparecen, hasta el momento, con posibilidades de llegar al poder. En el primer lugar de las encuestas está la candidata de la derechista Unidad Nacional (UN) Lourdes Flores, aunque en las últimas semanas está siendo afectada por una tendencia a la baja, mientras su más cercano seguidor, el teniente coronel Ollanta Humala, ha comenzado a crecer aceleradamente. La última encuesta de Apoyo, realizada en diciembre, les daba a Lourdes Flores 25 por ciento y a Humala 22 por ciento. En noviembre, esa misma encuestadora le había dado a Flores 28 por ciento y a Humala apenas 11. Más relegados están los ex presidentes Alan García (1985-90), del socialdemócrata partido aprista, con 16 por ciento, y Valentín Paniagua (2000-2001), del centroderechista Frente de Centro, con 14 por ciento. Los otros candidatos están por debajo del 5 por ciento.

Humala, un ex militar ajeno a la escena política hasta hace unos meses, se ha convertido en la sorpresa de estas elecciones con un discurso nacionalista de corte izquierdista. Este ex militar, que saltó a la fama cuando se sublevó contra Fujimori el año 2000, está cosechando el descontento de la población contra el modelo neoliberal que defienden los otros candidatos. Su principal carta de triunfo es presentarse como el candidato antisistema. Hace unos días, Humala recibió el apoyo público del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y del presidente electo de Bolivia, Evo Morales, lo que lo consolidó como el candidato de la izquierda, desplazando a los candidatos de los partidos tradicionales de la izquierda peruana, que se ha presentado dividida en tres listas. Humala ha llamado a “las izquierdas” a unirse a su candidatura. Los candidatos Javier Diez Canseco, del Partido Socialista, y Alberto Moreno, del Frente Amplio, coalición de maoístas y del antiguo Partido Comunista promoscovita, aceptaron dialogar con Humala en búsqueda de una alianza, pero, según ha trascendido, las primeras conversaciones no han sido positivas.

Ausente Fujimori, algunos de los principales candidatos están buscando captar el supuesto “voto fujimorista”, acercándose a políticos y empresarios que apoyaron el régimen de Fujimori. Lourdes Flores lleva como vicepresidente al empresario Arturo Woodman, ligado a los grandes grupos de poder económico y un colaborador del gobierno fujimorista, y tiene en su agrupación a connotados defensores del fujimorismo, como el congresista Rafael Rey, ligado al Opus Dei. El grupo encargado de elaborar el plan económico de Flores está conformado por los mismos economistas que diseñaron y aplicaron la política neoliberal que impuso Fujimori. Alan García, que no logra hacer despegar su candidatura, también ha tendido el puente a ex fujimoristas. Su candidato a la vicepresidencia es el ex almirante y ex funcionario fujimorista Luis Giampietri, un público defensor de los militares acusados de violaciones a los derechos humanos. El cuarto candidato del llamado “grupo de los grandes”, Valentín Paniagua, aparece estancado en las encuestas desde hace varios meses. Sus problemas para despertar son tales que ha sido bautizado como “el muertito”. El oficialismo, que tiene un nivel de aprobación que bordea el 10 por ciento, ha lanzado como candidato a Rafael Belaúnde, hijo del ex presidente de centro derecha Fernando Belaúnde (1963-68 y 1980-85). A Belaúnde, quien no es militante del partido oficialista Perú Posible y tiene un discurso marcadamente neoliberal, las encuestas le dan un 3 por ciento. La campaña por la presidencia comienza sin Fujimori y con 23 candidatos, pero con muy pocos protagonistas con reales posibilidades de triunfo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.