EL MUNDO

Un día negro en Israel para la unión de familia

La Corte israelí ratificó una ley que les prohíbe vivir con sus parejas a los palestinos de Cisjordania y de Gaza casados con israelíes.

 Por Donald Macintyre *
Desde Jerusalén

La Corte Suprema israelí desencadenó una ola de críticas después de ratificar una ley que les niega a los palestinos de Cisjordania y de Gaza casados con ciudadanos israelíes el derecho a vivir en el país con sus parejas. Un panel con los jueces más importantes del país votó, por seis a cinco, para no cancelar una enmienda que se pasó hace cuatro años a la Ley de Ciudadanía, en la que se prohíbe la “reunificación familiar” en Israel entre palestinos y ciudadanos árabes en Israel.

Inusualmente, el presidente de la Corte, Aharon Barak, se alineó con la minoría, al declarar: “Este asunto involucra al derecho de los ciudadanos israelíes a una vida familiar y a la igualdad... esta violación de los derechos está dirigida contra los ciudadanos árabes en Israel. Como resultado, por lo tanto, la ley es una violación al derecho de los ciudadanos árabes de Israel a la igualdad”. Muad el-Sana, un abogado árabe israelí que está casado con una palestina de la ciudad de Bethlehem, Cisjordania, y que trabaja para Adalah, una de las agencias que están llevando el caso, declaró: “Este es un día muy negro para el Estado de Israel y también un día negro para mi familia y para las otras familias que están sufriendo como nosotros. El gobierno está evitando que las personas lleven una vida familiar normal sólo debido a su nacionalidad”.

Mientras la Corte le ha otorgado a la esposa de El-Sana, Abir, una profesora universitaria, una orden temporal que evita su deportación, El-Sana aseguró que el fallo de la Corte Suprema hará casi imposible que la pareja y sus dos hijos, de dos años y cinco meses, puedan continuar viviendo juntos. En su reclamo individual argumentan que él no tiene derecho a vivir en Bethlehem y que ella no tiene derecho a vivir con su esposo en Negev.

El juez Michael Cheshin, que votó con la mayoría, dijo durante el debate en febrero: “La Autoridad Palestina es un enemigo del gobierno, un enemigo que quiere destruir al Estado y que no está preparado para reconocer a Israel... ¿Por qué tenemos que arriesgarnos en tiempos de guerra? ¿Inglaterra y Estados Unidos se arriesgaron con los alemanes que buscaban destruirlos durante la Segunda Guerra Mundial? Nadie les está prohibiendo que construyan una familia, pero deberán vivir en Jenín en vez de Umm al-Fahm (una ciudad árabe israelí)”. Irónicamente, ayer ocho palestinos murieron en la ciudad de Jenín en varios enfrentamientos con la policía israelí. Tres de ellos serían miembros de la Jihad Islámica.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12. Traducción: Laura Carpineta.

Compartir: 

Twitter
 

“El gobierno evita que las personas lleven una vida familiar normal sólo debido a su nacionalidad.”
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.