EL MUNDO › MARRUECOS SE NEGO AYER A RETIRARSE DEL ISLOTE

Vendiendo caro el Perejil

Marruecos se negó ayer a retirar los soldados que se instalaron el pasado jueves en el islote de Perejil, cercano a la costa mediterránea marroquí, pese a las protestas de la Unión Europea (UE) y de España, que rechazó las explicaciones oficiales de Rabat, y las críticas de la OTAN. El canciller marroquí, Mohamed Benaissa, aseguró ayer que Marruecos “mantendrá” el puesto de vigilancia que instaló el 11 de julio en el marco del “ejercicio de la soberanía del Estado marroquí”.
El presidente del gobierno español, José María Aznar, declaró que España “no aceptará hechos consumados” en este asunto y que la llegada de los soldados marroquíes “no hace más que deteriorar las relaciones” entre ambos países. Aunque distintas fuentes gubernamentales declararon que es difícil que esto derive en un enfrentamiento armado, España siguió ayer desplegando buques de guerra en la zona del islote deshabitado.
El portavoz del gobierno español, Mariano Rajoy, declaró que “es positivo disponer ya de una respuesta”, ya que Marruecos no había opinado sobre el hecho por los tres días de festejos por la boda del rey Mohammed VI. “Pero el contenido no atiende a la reclamación española”, agregó Rajoy. La canciller española Ana Palacio expresó su esperanza de que Marruecos actúe con “sensatez” para “continuar y mejorar en lo posible unas relaciones que son esenciales para la Unión Europea, para España y para el Mediterráneo”.
Interrogado sobre la postura de la Unión Europea y de la OTAN, el canciller Benaissa dijo que ellos “entenderán los argumentos históricos y jurídicos” que su país dará y se extrañó de que Bruselas no pidiera “la versión marroquí de las cosas” antes de reaccionar. Benaissa aclaró además que el islote “no forma parte de la contienda territorial entre Marruecos y España en relación con enclaves que siguen estando bajo la ocupación española en la costa norte de Marruecos”, refiriéndose a Ceuta y Melilla. “La historia demuestra que el islote es de Marruecos, ya que desde 1956, cuando se puso fin al protectorado español en la zona, las fuerzas de seguridad marroquíes fueron desplegadas allí cada vez que fue necesario”. Marruecos justificó la actual ocupación aludiendo al control de la inmigración ilegal. España argumenta que la isla sí está en litigio y que al estar deshabitada, no era necesario resolver el conflicto ya. Por eso Aznar teme que, como ocurrió con las Malvinas, la “política de hechos consumados” lleve a Marruecos a quedarse con el islote de hecho. La Unión Europea y la OTAN ya amenazaron con sanciones contra Marruecos, pero está descartado por el momento un enfrentamiento armado.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.