EL MUNDO › SE COMPLICA LA SITUACION DEL PRESIDENTE DEL SENADO DE BRASIL

Peligra el principal socio de Lula

El PT de Lula y el PMDB, de Renán Calheiros, son el núcleo de la coalición de gobierno. Si cae el presidente del Senado por un caso de corrupción, el Ejecutivo sufrirá los efectos.

 Por Darío Pignotti

Desde Brasilia

La alianza partidaria construida por Lula para sustentar su gobierno durante los próximos cuatro años quedó amenazada. El principal socio político del presidente brasileño, senador Renán Calheiros, sufrió ayer un serio traspié en el Consejo de Etica de la Cámara alta, donde se lo investiga por quiebra del decoro parlamentario, a raíz de un presunto caso de corrupción. Durante una sesión precedida de nerviosas negociaciones e iniciada a las 17 hora local (que aún no había concluido al cierre de esta crónica), la oposición logró imponer su estrategia al obligar a Calheiros a presentar su defensa, probablemente hoy.

Los partidos Socialdemocracia Brasileña (PSDB, centro) y Demócratas (DEM, conservador) unificaron su discurso en favor de la prórroga de las investigaciones mientras el oficialismo se mostraba dividido, algo que se hizo evidente cuando Eduardo Suplicy, del Partido de los Trabajadores (PT), le “recomendó” a Calheiros que “comparezca al Consejo de Etica para un mayor esclarecimiento de los hechos”. Fue una derrota para el oficialismo, liderado por el PT y el Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), interesado en voltear la página de un episodio cada vez más incómodo.

En Brasil cuando un escándalo de medio porte gana un sobrenombre es señal de que se ha transformado en una crisis política. Y ése parece ser el caso de esta historia a la que algunos periodistas ya bautizaron como el “Renangate” y otros como la historia del “Rey del Ganado”, en un juego de palabras que remite a una telenovela sobre terratenientes emitida hace una década. El PT de Lula y el PMDB, de Calheiros, presidente del Senado, son el núcleo de la coalición de once partidos que sustenta al gobierno. Si Calheiros pierde la conducción de la Cámara alta, la alianza quedará en entredicho y el presidente no tendrá garantizada una gobernabilidad tranquila.

Renán Calheiros está procesado por haberse valido de un lobbista de la constructora Mendes Junior para entregar dinero a una ex amante con quien tuvo una hija hace tres años. Para disipar las sospechas en su contra el parlamentario montó una defensa vistosa, pero poco convincente: se presentó en el recinto junto a su esposa, pidió disculpas a la Nación y mostró boletas sobre la venta de ganado con las cuales pretendió documentar que cuenta con una fortuna suficiente como para prescindir del socorro de un empresario. Pero el peritaje de la Policía Federal discutido ayer por los senadores dejó interrogantes acerca de las pruebas sobre la venta de ganado de unas estancias del senador en Alagoas, estado nordestino, sin ninguna tradición agropecuaria.

La promiscuidad entre los poderes político y económico ha sido moneda corriente en el Parlamento brasileño, donde las operaciones de lobby suelen pesan más que las discusiones en el recinto. Una decena de diputados inmortalizados dejó sus mandatos en 1993 cuando se supo que recibían sobornos millonarios de las mismas constructoras que actualmente son contratistas del Estado.

Historias inconfesables entre personajes del Parlamento y los medios de comunicación tampoco son novedad. El ex presidente Fernando Henrique Cardoso (1994-2002) y una reportera de la TV Globo, Miriam Dutra, tuvieron un hijo, extramatrimonial, a comienzos de los años ’90, cuando el entonces senador iniciaba su carrera hacia el Poder Ejecutivo. En aquel entonces la Globo evitó divulgar toda información y la periodista, aunque resentida, aceptó ser la nueva corresponsal en Europa, donde se radicó con su bebé.

Las desventuras del senador Calheiros comenzaron cuando Mónica Veloso, su ex amante, rechazó el pacto de silencio propuesto por aquél, a cambio de unos cinco mil dólares mensuales, y partió hacia el ataque con una explosiva entrevista a la revista Veja hace dos semanas. El golpe de gracia llegó el lunes pasado cuando, después de ser acusada de “chantajista” por Calheiros, la bonita Veloso no se amedrentó y aseguró en el Senado, por medio de su abogado, que recibió 100 mil reales (50 mil dólares) en billetes entregados en sacos plásticos por un lobbista de la constructora Mendes Junior, Claudio Gontijo. Esa revelación puedo haber sido el tiro de gracia para el hasta ahora poderoso senador.

Compartir: 

Twitter
 

Renán Calheiros deberá presentar su defensa ante el Consejo de Etica del Senado.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.