EL MUNDO

Se reenciende la guerra civil entre las facciones palestinas en Gaza

Hubo tres muertos y un secuestrado en la pequeña Franja, cuando volvió a calentarse la rivalidad entre Hamas y Al Fatah. Israel puso en alerta a los pueblos fronterizos porque se acerca el aniversario de la fundación de la facción más extremista.

Un funcionario secuestrado y tres muertos marcaron el retorno de la violencia intrapalestina en la Franja de Gaza. Mientras en Jerusalén el gobierno israelí y los representantes del presidente palestino Mahmud Abbas seguían negociando los primeros pasos para la paz, en Gaza se volvía a hacer patente la lucha entre las dos principales facciones palestinas, Hamas y Al Fatah. Confirmando esta tensión y ante el aniversario de la fundación del movimiento islámico Hamas, Tel Aviv anunció que los poblados cercanos a la frontera ya están bajo alerta.

Hasta el cierre de esta edición no estaba claro si la explosión que dejó tres muertos y 35 heridos en el norte de la ciudad de Gaza fue intencional. Lo que se sabe es que una granada explotó en medio de una ceremonia fúnebre de un miembro civil del partido de Abbas, Al Fatah. Según el gobierno controlado por la facción rival, Hamas, la granada pertenecía a uno de los que participaba del funeral y habría explotado accidentalmente. Sin embargo, varios testigos coincidieron en declarar a los medios que la granada fue tirada desde afuera hacia la multitud.

A unos kilómetros de allí, en otro funeral, uno de los principales asesores del primer ministro del gobierno controlado por Abbas era secuestrado. El asesor se había animado a visitar la Franja para participar en el funeral de su suegra. Según un portavoz de Hamas, Omar al Ghoul no fue secuestrado, sino detenido. Sin embargo, su familia denunció que no ha podido tener acceso a él.

De cualquier forma, Cisjordania ya lo ha calificado como el primer secuestro de un político y militante de Al Fatah desde que Hamas se hizo con el control de la Franja en junio pasado, tras expulsar a las fuerzas leales a la Autoridad Palestina y a su presidente Abbas. Además, Al Ghoul no es sólo un importante asesor del gobierno que supuestamente reemplazó al de Hamas –desconocido actualmente por la Autoridad Palestina, Israel, Estados Unidos y Europa–. También es una de las voces más duras y más conocidas en Ramalá.

La captura de Al Ghoul y el presunto atentado contra un funeral de un miembro de Al Fatah han prendido todo tipo de alarmas en Cisjordania, pero también en Israel. Los dos incidentes coinciden con la víspera del vigésimo aniversario de la fundación de Hamas. El movimiento islámico fue creado el 15 de diciembre de 1987, poco después de comenzar la Primera Intifada palestina (1987-1993), sobre los principios del Islam y por inspiración del parapléjico jeque Ahmed Yasan, asesinado por Israel en un bombardeo hace tres años.

El gobierno de Gaza ha convocado para hoy actos multitudinarios en todos los rincones de la Franja, pero especialmente en la capital. Sin embargo, Tel Aviv y Ramalá temen que las celebraciones se extiendan más allá de lo anunciado y ya pronostican posibles atentados. Según el diario israelí Maariv, fuentes militares de Tel Aviv confirmaron que temen una nueva lluvia de cohetes Kassam contra la frontera sur del país. Prueba de ello fue la declaración del ministro de Defensa, Ehud Barak, quien anunció que Sderot y otras ciudades fronterizas estarán regidas por una “situación especial” durante los próximos días. Esta situación significa que el ejército gana temporalmente poderes extraordinarios, como cerrar escuelas o fábricas que procesen materiales peligrosos sin ningún tipo de aviso o autorización previa del gobierno nacional.

Compartir: 

Twitter
 

Frente al muro de separación, milicianos de Hamas patrullan en un día de extrema violencia.
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.