EL MUNDO › CRITICAS DE EE.UU. POR POCAS TROPAS EN AFGANISTAN

La OTAN hace la plancha

Ayer se reunieron en Edimburgo, Escocia, los ministros de Defensa y Exteriores de los ocho países que han desplegado tropas en el sur de Afganistán: Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Australia, Dinamarca, Holanda, Estonia y Rumania. Durante el encuentro, que durará dos días, se discutirá la elaboración de una estrategia a largo plazo contra la insurgencia talibán. En la reunión, Estados Unidos y otros países con tropas en el sur de Afganistán presentarán sendos informes sobre los progresos realizados y la situación actual.

Estados Unidos tiene aproximadamente 26.000 soldados en Afganistán, una cifra similar a la que tienen otros miembros de la OTAN en conjunto. El Reino Unido es el país, al margen de Estados Unidos, con más efectivos desplegados en territorio afgano, un total de 7800, el grueso de los cuales se encuentran en el sur. Los ocho países de la OTAN tienen unos 11.000 soldados en el sur afgano, la región más golpeada por la insurgencia de los islamistas. España tiene desplegados 700 efectivos en el oeste del país.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, volvió a criticar ayer el grado de participación de los Estados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Afganistán. Muchos aliados de la OTAN no participan plenamente en la lucha contra los radicales islámicos talibán, denunció Gates en Edimburgo. El funcionario estadounidense, que horas antes se había expresado en el mismo sentido en Washington, no mencionó países específicos en su crítica.

El jefe del Pentágono habló de la “frustración” y “decepción” por la que considera una insuficiente contribución de los aliados a la conformación de tropas, así como en formación y en helicópteros. Días pasados, Gates había criticado en Washington la misión de la OTAN en Afganistán, al considerarla insuficiente. “No estoy dispuesto a excluir a la OTAN de la responsabilidad en Afganistán”, dijo Gates el martes ante el Comité de Seguridad del Congreso.

Por su parte, el gobierno británico reaccionó ayer con escaso entusiasmo a la demanda estadounidense de que los socios de la OTAN refuercen su presencia militar en Afganistán. Gran Bretaña no se comprometió a enviar más tropas a Afganistán. La fuerza militar sólo es parte de la solución, dijo el ministro británico de Defensa, Des Browne, poco antes de participar en la reunión de Edimburgo. “Debemos consolidar nuestros éxitos militares, que nos costó tanto trabajo conseguir, y ayudar a la gente en Afganistán a que se haga cargo de su propia seguridad y desarrollo económico”, afirmó Browne. El ministro de Defensa de Australia, Joel Fitzgibbon, anunció en Edimburgo que su país no enviará un número adicional de tropas a Afganistán si otros países, como Alemania y España, no incrementan su presencia militar en ese país.

Compartir: 

Twitter
 

Los británicos son los que más soldados mandaron a Irak y Afganistán.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.