EL MUNDO

“Escribo porque no tengo la fuerza física para hablarles”

Fidel Castro lo dijo en un editorial, a horas de verse con Lula. Para el comandante, Argentina y Brasil serían la tabla de salvación de América latina.

El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se encontró con un Fidel Castro preparado para asumir su papel político en Cuba. Así lo expresó el mandatario de Brasil el martes por la noche, antes de regresar de la isla y luego de abrazarse con su amigo. Lula había viajado a La Habana para ver a Fidel y darle un fuerte respaldo económico a Cuba, donde firmó acuerdos económicos en diversas áreas. Durante la visita, el líder cubano no sólo se mostró de buen ánimo, sino que también se sacó fotos con su homólogo brasileño, como mostró ayer un video, el primero difundido en los últimos meses en la televisión. Sin embargo, a cuatro días de las elecciones en Cuba, Fidel escribió una nueva reflexión en la que reconoció no estar en condiciones para intervenir normalmente en los comicios. Asimismo, en su escrito aconsejó a la juventud, criticó a Estados Unidos por su política hacia Irán e Irak, y cifró las esperanzas de Latinoamérica en Brasil y Argentina.

Desde que Castro se alejó de los micrófonos y las tribunas por una crisis de salud en el 2006, Lula no había podido reencontrarse con su viejo amigo y compañero. El martes, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) se dio el gusto y hasta fotografió a Fidel, quien apareció delgado pero saludable, según imágenes de TV. “Me he sentido muy bien”, le dijo el dirigente cubano a Lula por la tarde. El encuentro duró dos horas y media y conversaron sobre todos los asuntos posibles, indicó el gobernante de Brasil, segundo socio comercial de la isla después de Venezuela.

El visitante no pudo esconder su asombro ante las condiciones de salud en que se encontraba su anfitrión. “Para mí fue una sorpresa buena, y yo diría sorprendente el estado en que está el presidente Fidel Castro, el estado de recuperación en que se encuentra, y pienso que si algún día yo me enfermo, yo quiero tener la disposición que tiene Fidel y como habla Fidel”, dijo el mandatario de Brasil. En el video, de un minuto y medio, el líder cubano, de 81 años, aparece vestido con traje deportivo abrazando a su amigo brasileño, de pie, sentados conversando, estrechándose las manos y tomándose fotos.

En cambio, en las imágenes grabadas en octubre del 2007, difundidas cuando el presidente venezolano Hugo Chávez realizaba en Cuba su programa Aló Presidente, Castro, que no aparece en público desde que enfermó, lucía delgado, vestido de la misma forma, pero en una postura menos firme y con menos claridad al hablar.

El martes por la noche, antes de partir para Brasil, Lula volvió a hablar sobre Fidel, pero esta vez sobre su futuro político. “Pienso que Fidel está listo para asumir el papel político que tiene en Cuba y el papel político que tiene en la historia de un mundo globalizado y de la humanidad”, concluyó en el cierre de su viaje de un día a Cuba. Ambos países acordaron buscar petróleo en las aguas profundas de la isla en el Golfo de México, formar una empresa mixta para fabricar lubricantes en Cuba y tomar todas las previsiones para elaborar en Brasil un medicamento cubano contra la hepatitis C, entre otros proyectos.

Un día después de haber recibido a Lula, los medios de Cuba publicaron un nuevo artículo de Castro, titulado “Regalo de Reyes”, en el que el líder cubano no se resigna a no participar de los comicios del próximo fin de semana. “No disfruto de la capacidad física necesaria para hablarles directamente a los vecinos del municipio donde me postularon para las elecciones del próximo domingo. Hago lo que puedo: escribo”, explica.

En su escrito, Castro hace proyecciones económicas. “Lo lógico es que el crecimiento continuo de la población mundial y el aumento de las rentas reales para más de 2000 millones de personas en los últimos años se traduzcan en una demanda cada vez mayor de proteínas –más carne de vacuno, más cerdo, más pollo, más pescado– y, por tanto, más cereal para alimentar a los animales.” Frente a esto, señala, Brasil está bien parada por sus climas y cultivos, aunque no es el único país. “Unida a la Argentina, podrían ser tablas de salvación para los pueblos de América latina y el Caribe, incluido México, aunque nunca garantía de seguridad para éstos, porque están a merced de un imperio que no admite esa unión”, advierte.

Por último, se despacha contra el presidente de Estados Unidos George W. Bush, que ayer concluyó su gira por el Golfo Pérsico. “El jefe del imperio lleva como regalo, esta vez, decenas de miles de millones de dólares a los países árabes para comprar armas, y al mismo tiempo dos dólares por cada uno de los que suministra a éstos para armar al Estado de Israel, donde la ONU asegura que 3,5 millones de palestinos han sido privados de sus derechos o expulsados de ese territorio”, dijo. “Amenaza al mundo con una guerra nuclear. Sólo él porta ese regalo de Reyes”, añade.

Compartir: 

Twitter
 

Lula se reunió el martes por la noche durante más de dos horas con el comandante.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.