EL MUNDO

Afganistán y Medio Oriente

El gobierno de Estados Unidos formalizó ayer los nombramientos de sus enviados especiales para Medio Oriente y para Pakistán y Afganistán, puestos que encabezarán George Mitchell y Richard Holbrooke, respectivamente. El anuncio lo hizo la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, en una rueda de prensa conjunta con el presidente, Barack Obama, y el vicepresidente, Joe Biden, en el Departamento de Estado.

La nueva jefa de la diplomacia estadounidense afirmó que los enviados especiales ayudarán a EE.UU. en sus esfuerzos por conseguir la paz y la estabilidad en esas dos regiones. El ex senador Mitchell jugó un discreto pero decisivo papel en los años ‘90 en las negociaciones de paz entre protestantes y católicos en Irlanda del Norte, uno de los conflictos más sangrientos del siglo XX. En abril de 1998 anunció el acuerdo de Viernes Santo. Por su parte, Holbrooke fue mediador estadounidense en el Pacto de Dayton, que en 1995 puso fin a la guerra en Bosnia. Mitchell, de 75 años, reconoció que el problema en Medio Oriente es volátil, complejo y difícil, pero expresó su optimismo en poder lograr resultados. Holbrooke indicó que en Afganistán trabajará estrechamente con el jefe del Mando Central del Estado Mayor estadounidense, el general David Petraeus.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.