EL MUNDO

Le cortaron la tarjeta

Lo derrocaron, lo sacaron de su casa en pijamas, lo exiliaron a la fuerza en otro país y ahora le cortaron la tarjeta de crédito. La dictadura hondureña sigue buscando formas de golpear y humillar al presidente legítimo Manuel Zelaya. Los medios locales informaron ayer que el gobierno de facto dio de baja la única tarjeta que el mandatario logró llevarse al exterior. Con ella había podido comprarse unos trajes para presentarse ante las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA), pagar los hoteles de las ciudades por donde estuvo en la última semana –Nueva York, Washington, Managua, Panamá y San Salvador– y, según destacaron los medios pro-golpe, costear sus almuerzos y cenas. Como el ataque y la persecución no es sólo contra el presidente sino contra todo su gobierno, la dictadura le canceló las cuentas de los funcionarios de primer nivel y anuló el alquiler de autos, celulares y oficinas a nombre de la Presidencia, ministerios y secretarias.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.