EL MUNDO

Condena, pero no sanciones

Tras reunirse dos veces en el día, el Consejo de Seguridad de la ONU condenó ayer los actos de violencia contra la población libia por parte del régimen de Khadafi, a quien le pidieron que asuma responsabilidades por lo ocurrido y cumpla con la obligación de proteger a los civiles. En voz de la presidenta de turno del Consejo, la embajadora de Brasil, María Luiza Ribeiro Viotti, el máximo órgano de decisiones de la ONU, se declaró “bajo profunda preocupación” por la situación en Libia. Los quince miembros del organismo coincidieron por unanimidad por la condena a la represión. El representante permanente adjunto de Libia ante el Consejo, Ibrahim Dabbashi, declarado desde el domingo en contra del régimen de Khadafi, señaló que la declaración “no es lo suficientemente fuerte, aunque sí es un buen mensaje al gobierno libio para que pare el derramamiento de sangre”. La Liga Arabe (LA) también condenó la represión, razón por la que, tras una reunión de urgencia llevada a cabo a primera hora de ayer, suspendió al país africano de sus sesiones. El grupo panárabe integrado por 22 Estados expresó su “fuerte rechazo a las acciones de violencia contra los civiles, que no tienen ninguna justificación”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.