EL PAíS › LOS MAESTROS COBRARáN UN SALARIO INICIAL DE 2300 PESOS A PARTIR DE MARZO

La paritaria docente sacó aprobado

Tras diecinueve días de negociaciones, el gobierno nacional y los gremios docentes acordaron el mínimo que cobrarán los maestros. Las provincias deberán ahora discutir las demás categorías. Sólo cinco distritos ya cerraron sus paritarias.

 Por Laura Vales

Los docentes cobrarán un salario inicial de 2300 pesos a partir de marzo y de 2340 desde julio. Ayer, tras 19 días de negociaciones, el gobierno nacional y los sindicatos docentes llegaron a este acuerdo que fijó el piso por debajo del que no puede quedar ningún maestro del país; ahora las provincias deberán terminar de discutir el resto de las categorías. La secretaria general de Ctera, Stella Maldonado, consideró que “están dadas las condiciones” para que se pueda llegar a acuerdos “en la mayoría de los distritos”, aunque es claro que en los tres días que faltan para el inicio del ciclo lectivo las discusiones serán contra reloj. Sólo son cinco las provincias que lograron cerrar sus paritarias y tienen asegurado el comienzo de las clases.

El aumento implica 500 pesos más con respecto al piso del año pasado, que era de 1840 pesos, o un 27 por ciento si la comparación se expresa en términos porcentuales, aunque tanto la Ctera como los funcionarios evitaron cuidadosamente hablar de porcentajes y señalaron que el salario mínimo fija un piso, no un porcentaje a trasladar automáticamente a todos los sueldos.

Para llegar a la oferta que finalmente convenció a los gremios, el Gobierno sumó varios ingredientes. El salario inicial será de 2250 pesos, más cincuenta de incentivo docente, a los que de julio a diciembre se agregará una suma extraordinaria de 240 pesos repartidos en seis cuotas (es decir, 40 pesos más por mes).

El paquete firmado incluye otros puntos, como el compromiso de implementar un plan nacional de viviendas para el sector y una cláusula que ata el salario inicial a los básicos (suma que es fijada por las provincias y de la que dependen las bonificaciones y jubilaciones). Este último ítem estableció que los básicos fijados por las provincias no podrán estar por debajo del 50 por ciento del salario inicial. Maldonado puso un ejemplo de su aplicación práctica: dijo que la provincia de Río Negro “tiene un básico que no llega a 489 pesos, mientras su salario inicial es de más de dos mil pesos”.

El acta fue firmada por los dirigentes de la Ctera, UDA, AMET, Sadop y CEA con el ministro de Educación, Alberto Sileoni; el de Economía, Amado Boudou –que participó de las negociaciones–, y el de Trabajo, Carlos Tomada.

Los dirigentes docentes, al salir de la reunión, se mostraron con expectativas de que con el nuevo piso las negociaciones provinciales no resulten tan complicadas. “Con este acuerdo se garantiza el inicio de clases prácticamente en todo el país”, aseguró Sergio Romero, de la Unión de Docentes Argentinos. Desde los privados, el secretario gremial del Sindicato Argentino de Docentes Particulares, Daniel Di Bártolo, anticipó que pedirá a las cámaras empresariales de los colegios “la inmediata aplicación del acuerdo de 2340 pesos en julio para los educadores del sector”.

Entre las negociaciones que deben resolverse esta semana, bajo riesgo de que no empiecen las clases, está la del macrismo con los docentes porteños (ver recuadro). En la provincia de Buenos Aires, el ministro Mario Oporto recibirá esta tarde, a partir de las 14, a los sindicatos, que ya encendieron una luz de alarma: Suteba (el gremio de más peso en el distrito) anticipó que si no hay acuerdo mañana comenzará a realizar asambleas para definir si toma medidas de fuerza. En simultáneo con esta advertencia, otro gremio (Udocba) anunció un paro de 48 horas a partir del lunes, aunque se trata de una organización sin mayor peso.

Entre las provincias que ya tienen asegurado el comienzo de las clases están Salta, La Rioja, Chubut, Neuquén y Santa Fe, donde aunque el acuerdo debe ser votado formalmente hoy, es seguro que será aceptado, ya que el gobernador Hermes Binner ofreció un 33 por ciento. En otros distritos como Mendoza y Córdoba (allí Juan Schiaretti propuso el 30 por ciento de mejora) se está muy cerca del acuerdo. En San Luis, el mínimo será de 2500 pesos en marzo y de 2616 en junio; el ministerio aseguró por esto que el lunes no habrá paro.

En Entre Ríos y Río Negro el panorama aparece más trabado. En Paraná, la gobernación ofreció a los cuatro gremios docentes un piso de bolsillo de 2340 pesos, en concordancia con la Nación, pero el secretario general de la Asociación Gremial del Magisterio (Agmer), César Baudino, consideró que la propuesta “en principio, es mala”. En Río Negro, sin acuerdo, la discusión pasó a un cuarto intermedio hasta mañana.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, aseguró tener “expectativas favorables para que la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, dos jurisdicciones que dependían bastante de nuestros arreglos, puedan cerrar la negociación”. Aclaró además que el acuerdo es anual, es decir que las paritarias no se reabrirán a mitad de año, como habían pedido inicialmente los sindicatos.

Compartir: 

Twitter
 

Los ministros Sileoni, Boudou y Tomada participaron de la reunión con los gremios docentes.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.