EL MUNDO

Juanita pontifica

Después de revelar al mundo que espió para la CIA, la hermana de los hermanos Castro volvió a sorprender al confesar que se sintió traicionada por Fidel y Raúl. “Nos traicionan primero los dirigentes de la revolución cuando aquella revolución democrática se la entregan a los comunistas. Esa fue la primera gran traición, el primer gran desengaño”, aseguró al recordar los meses siguientes a la revolución de 1959. Para lidiar con esa decepción, aceptó colaborar con la agencia de espionaje norteamericana. Según relató en una entrevista ayer, ese trabajo también le dejó un gusto amargo. “Me enfrenté a esa otra traición, la del gobierno estadounidense de esa época”, relató la mujer que aún vive en Miami. Según contó, los agentes de la CIA le pidieron que dejara de criticar a sus hermanos y de ayudar a los presos políticos y a sus familiares, para ganarse de nuevo la confianza de su familia. “Creo que era justo que alguien de la familia tenía que tratar de ayudar a los que no tenían ninguna ayuda, los que estaban siendo injustamente condenados, maltratados”, fue su negativa. A los 76 años, Juanita Castro sigue pensando igual que hace 50 años. Ayer, en medio de relatos y recuerdos, se tomó un momento para pedirle a su hermano mayor Raúl que dirija una apertura democrática en la isla. “No pueden seguir eternamente en el poder”, sentenció.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.