EL MUNDO

Movilizados

Luego de casi diez días de multitudinarias manifestaciones en Brasil, las movilizaciones se aplacaron ayer considerablemente. Sin embargo, en varias ciudades, entre ellas Brasilia, San Pablo y Río de Janeiro, se llevaron a cabo protestas y actividades que reunieron a miles de personas. En Río, unas 4000 personas se concentraron en la playa Copacabana para manifestar su rechazo al proyecto de enmienda constitucional que confiere a las policías civil y federal la “competencia privativa” para investigar infracciones penales y restringe el campo de investigación del Ministerio Público. Después de marchar por la playa, los manifestantes se dirigieron hasta la esquina de la residencia del gobernador, Sergio Cabral, donde un grupo de cerca de 25 jóvenes acampa desde el viernes en un movimiento autodenominado “Ocupa Delfim Moreira”, en referencia al nombre de la calle donde se encuentra la casa del político del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), principal aliado del gobierno. En San Pablo, las manifestaciones salieron de la capital provincial y se trasladaron a Ribeirao Preto, a unos 340 kilómetros, donde reside el polémico presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Minorías de la Cámara de Diputados, Marco Feliciano, fundador de una iglesia neopentecostal y blanco de duras críticas por sus posturas homofóbicas y racistas.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Movilizados
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.