EL PAíS › GUSTAVO BELIZ DEBERá AFRONTAR UN PROCESO JUDICIAL

Por violar secretos del recontraespionaje

Gustavo Beliz se convertirá en el primer ex ministro de Néstor Kirchner en sentarse en el banquillo de los acusados en un juicio oral y público. El juez federal Sergio Torres elevó la causa en que el ex titular de la cartera de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos está procesado por supuesta “violación de secreto” al haber mostrado en televisión una foto de Antonio “Jaime” Stiusso, un jefe de la SIDE, hace poco menos de cuatro años.

Torres le imputó a Beliz el presunto delito reprimido en el artículo 222 del Código Penal, que castiga con prisión de uno a seis años, a quien “revelare secretos políticos o militares concernientes a la seguridad, a los medios de defensa o a las relaciones exteriores de la Nación”. En una resolución de cinco carillas, el magistrado no hizo lugar al pedido de sobreseimiento solicitado por los penalistas Oscar Rabinovich y Pablo Slonimsky, defensores del ex ministro, que alegaban que el hecho cometido por su cliente estaba prescripto. Torres dispuso que el expediente sea elevado a juicio oral.

Los hechos por los cuales Beliz fue procesado ocurrieron el 25 de julio de 2004 durante la emisión del programa Hora Clave, que conducía Mariano Grondona, por Canal 9. Allí, el entonces ministro exhibió la fotografía de Stiusso. Para el juez Torres, no solamente está “acreditada la materialidad del hecho materia de pesquisa, sino también la participación y consecuente responsabilidad del incriminado en su comisión, al menos con el alcance que esta etapa exige”.

Los abogados defensores Rabinovich y Slonimsky habían planteado la nulidad del pedido fiscal de elevación a juicio y el archivo de la investigación, por entender que la identidad de Stiusso ya era conocida públicamente con anterioridad. Según ellos, la autorización del Poder Ejecutivo Nacional para que Stiusso declarase como testigo en la causa por el atentado a la AMIA ya había echado por tierra la obligación de guardar secreto respecto de su persona. El mismo argumento había usado el acusado, cuando prestó declaración indagatoria, el 7 de marzo del año pasado, pero no pudo evitar el procesamiento que le dictó Torres un mes y medio después. Todo fue avalado por la sala I de la Cámara Federal, formada por los jueces Eduardo Freiler y Eduardo Farah, que estimó que ese permiso puntual del Gobierno “no implicó un levantamiento indiscriminado de allí en más del secreto que caracteriza a la función prestada por el agente de inteligencia”. El fiscal del caso, Jorge Alvarez Berlanda, había pedido la elevación a juicio por considerar que “no podía Beliz ignorar las consecuencias que sus actos traerían aparejadas”.

Los problemas de Beliz habían empezado algunas horas antes de aquel domingo 25 de julio en que mostró la foto por TV, cuando desde la Casa Rosada le comunicaron por teléfono su desplazamiento del cargo, aunque la renuncia oficial se concretó el lunes. Las diferencias con el ex presidente Kirchner –respecto a la represión armada de los manifestantes contrarios al Código de Convivencia, frente a la Legislatura– fue el nudo del desacuerdo que lo alejó definitivamente del Gobierno.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.