EL PAíS › NéSTOR KIRCHNER LLAMó A UNA REUNIóN DE LA MESA DE CONDUCCIóN DEL PJ

En busca de apoyo partidario

El ex presidente convocó por primera vez a la recién asumida conducción del PJ. Firmarán un documento en apoyo a la gestión de Cristina Kirchner. La intención es denunciar que lo que era una puja sectorial se convirtió en una política.

En busca de una demostración de fuerza, Néstor Kirchner convocó para hoy a los cinco vicepresidentes y los 22 secretarios del peronismo a una reunión de último momento. Así, a las 18 en la porteña sede de Matheu 130 tendrá lugar el primer encuentro partidario desde la renovación de autoridades en mayo pasado. El objetivo que todos anuncian es la simple intención de poner en funcionamiento la estructura nacional del PJ. Sin embargo, por lo bajo reconocen que el caliente contexto en el que se dará el encuentro obligará a debatir sobre el camino a seguir de cara al conflicto con las entidades agropecuarias. Lo cierto es que ante la incertidumbre posterior a la nueva postergación en las negociaciones, la señal que se busca es la de un firme abroquelamiento de gobernadores, legisladores, intendentes y sindicalistas en torno de la figura de la presidenta Cristina Kirchner en momentos en que la situación, consideran, pasó definitivamente de una puja sectorial a una política.

“El paso de su lucha sectorial a la política me parece legítimo. Está bien que se expresen, pero el salto cualitativo está en resolver las contradicciones con un liderazgo. Ellos tienen un referente, se llama Alfredo De Angeli. Es el candidato de Carrió para el 2011, pero tiene que seguir trabajando. Estos son momentos para que pasen a una etapa intermedia, debatan su plataforma política y convenzan a la mayor cantidad de sectores. Les recuerdo que la alianza opositora no funciona en este país. Las contradicciones internas las deben resolver antes, porque si no luego recaen sobre todos los argentinos”, advirtió en conversación con Página/12 el gobernador del Chaco y uno de los vicepresidente del partido, Jorge Capitanich, quien llegó ayer a media tarde a la Capital. “El método de protesta está agotado. Lo que corresponde, en tanto proyecto político, es que ganen voluntades en el Congreso para que desde ahí se modifiquen las retenciones”, agregó.

Pero dentro del PJ no todos coinciden absolutamente con la caracterización de Capitanich. Emilio Pérsico, secretario en Relaciones con las Organizaciones Sociales, duda que esto derive en la gestación de nuevos liderazgos y plantea que la actual correlación de fuerzas sólo les permite a los ruralistas dificultar la gobernabilidad: “Acá el tema, en todo caso, está en ver cómo intenta llevársela Carrió”, explicó. Eso sí, todos suscriben la lectura que anuncia el cambio de reglas del juego.

Los pasos de la nueva estrategia se comenzaron a delinear en la quinta de Olivos el domingo entrada la noche. Así fue como por la mañana de ayer el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, comenzó a insinuar que el encuentro con las entidades se suspendería. De cara ante un probable escenario de ebullición de las asambleas a la vera de la ruta, el Gobierno buscó asegurarse un nuevo respaldo a la política oficial. Por lo pronto, en la quinta de Olivos Kirchner mantuvo ayer diversas reuniones personales con gobernadores y dirigentes partidarios, con quienes discutió el perfil del documento que hoy harán público.

“No podemos permitir que cambien el voto popular por una cuestión asamblearia que juzgue y deslegitime al gobierno electo por el pueblo. Que nadie se confunda, lo que queremos es vivir en democracia, no en la ‘campocracia’”, disparó el diputado y presidente del PJ bonaerense, José María Díaz Bancalari. “Deben abandonar esa soberbia y dejar de merodear el abismo del ataque a las instituciones. Porque cuando dicen que el obstáculo es el matrimonio Kirchner sabemos lo que están buscando. Desde 1983 hasta hoy en el peronismo nos juramentamos que nunca más al desgaste de la democracia, y, efectivamente, en la Semana Santa o la crisis de 2001 fue el peronismo el que salió a bancarla. No vamos a permitir que jueguen con las instituciones”, añadió.

Para la reunión de hoy se espera la presencia en pleno de la “mesa chica” partidaria: el titular de la CGT, Hugo Moyano, de los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Entre Ríos, Sergio Uribarri y de Chubut, Mario Das Neves, varios intendentes y legisladores, entre otros. La única que sin dar mayores explicaciones puso en duda su asistencia fue la vicepresidenta partidaria y esposa del gobernador tucumano, Beatriz Rojkes de Alperovich. En cuanto al tenor del documento, dependerá de la reacción de los ruralistas. Al cierre de esta edición, y más aún luego de las parsimoniosa respuesta de las cuatro entidades que no llamaron a ningún medida de fuerza, se descartaban acciones y movilizaciones que trasciendan al comunicado conjunto.

Informe: Diego González.

Compartir: 

Twitter
 

Será la primera reunión de la nueva conducción del PJ luego del acto de asunción en Almagro.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.