EL PAíS › EN LA CARAVANA DE CIERRE DE CAMPAñA, BRIZUELA DEL MORAL LE RESPONDIó A NéSTOR KIRCHNER

“Catamarca no tiene tranqueras”

Luego del cierre del PJ con Kirchner del jueves, ayer fue el turno del oficialista Frente Cívico. El gobernador radical Brizuela del Moral encabezó una caravana que atravesó la capital provincial. Habló de la interna del peronismo.

 Por Sebastian Abrevaya

Desde Catamarca

Música, bombos, banderas verdes, rojas y blancas, pancartas, papelitos, autos y más autos. Así, con la montaña como testigo, el Frente Cívico y Social liderado por el gobernador de Catamarca, Eduardo Brizuela del Moral, realizó una caravana de casi 10 kilómetros de largo, que ofició de cierre de campaña de las elecciones legislativas de mañana. Antes de subirse al camión que lo llevó a recorrer toda la capital provincial, Brizuela del Moral le respondió directamente al ex presidente Néstor Kirchner, quien lo había criticado el jueves durante el acto de cierre del Partido Justicialista. “Era patética la división del peronismo”, disparó el mandatario radical en relación con los conflictos internos que mantienen los sectores de Luis Barrionuevo, Ramón Saadi y el kirchnerismo, liderado por Armando Mercado.

Durante el acto del PJ, Kirchner le pidió que “abra la tranquera de Catamarca”. Ayer, en tono serio, Brizuela del Moral le respondió que la provincia “no tiene tranqueras” y lo invitó a entrar a Catamarca “por la puerta grande”. Sin embargo, le advirtió sobre el malestar de “la pobre gente que recibe el castigo de las retenciones y demás impuestos”.

Crítico de la nacionalización que hizo el kirchnerismo de una elección en la que se votan concejales y legisladores locales, Brizuela del Moral aseguró que la elección “no se gana trayendo a los funcionarios la última semana, ocupando la hotelería y diciendo cosas que no conocen en absoluto”. Apuntó así a la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; el secretario de Obras Públicas, José López; el titular de la Anses, Amado Boudou, y el secretario de Minería, Jorge Mayoral, entre otros hombres del gobierno nacional que viajaron en los últimos días.

Con una claridad que no siempre se advierte en sus definiciones, Brizuela afirmó que no compartirá el crédito de su eventual triunfo con el vicepresidente Julio Cobos. “La victoria del Frente Cívico el 8 de marzo es la victoria del Frente Cívico, integrado por la UCR, el justicialismo y el socialismo, entre unos 21 partidos políticos”, sentenció cuando se le preguntó por Cobos, con quien habló por última vez “hace dos meses”.

De todas maneras, el comentario de ayer en Catamarca fue el episodio protagonizado en el cierre de campaña del PJ por la vicegobernadora, Lucía Corpacci Saadi, prima hermana del senador nacional. Durante su discurso, Corpacci se hizo eco de los gritos de un grupo de seguidores de Saadi, que pedían que su jefe suba al escenario. “¡Que suba Ramón!”, pidió al micrófono. El cacique peronista se arrimó hasta la reja que lo separaba del estrado y amagó con subir, a lo cual la custodia del kirchnerismo reaccionó inmediatamente. Fue más una puesta en escena que un intento real de participar del acto. Sin embargo, la negativa de la seguridad oficial sumó más argumentos para las críticas de la oposición.

“Son la alianza perfecta”, ironizó ayer Brizuela del Moral. Una solicitada de la línea que dirige Saadi publicada en medios locales, sumada a sus últimas declaraciones públicas, convirtió en un secreto a voces la existencia de una ruptura entre los sectores del PJ. Ayer, Saadi anunció su separación del bloque del Frente para la Victoria en el Senado (ver aparte). “Es la interna entre Saadi y Bombón Mercado por ver quién va de candidato a senador en octubre”, afirmaron.

Barrionuevo, en cambio, decidió callar sus diferencias y brilló por su ausencia durante toda la campaña. No porque haya cambiado su forma de pensar respecto de Kirchner sino porque al ser el más beneficiado en el armado de las listas, sería el más perjudicado ante una mala performance electoral. De todas maneras, habrá que esperar para saber qué hará mañana el gastronómico, cuando reaparezca en su tierra.

Dada la presencia del intendente de José C. Paz, Mario Ishii, en la provincia, dirigentes del Frente Cívico mencionaban la posibilidad de que ocurran incidentes el día de la elección. La quema de urnas por parte de Barrionuevo todavía se recuerda entre los catamarqueños, que luego derivó en un duro enfrentamiento con la por entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner. “Tengo temor a cualquier picardía política. Hay muchas cosas que no han salido a la prensa. Situaciones que se han dado y que hay testigos que pueden dar fe”, dijo enigmáticamente Brizuela del Moral, sin más precisiones que la mención a la aparición de un helicóptero cerca de su residencia.

Aunque se resistió a afirmar que estaba arrepentido de haberse aliado con el Frente para la Victoria, el gobernador radical recordó que luego de la elección de 2007 los kirchneristas “tomaron” la presidencia de la Cámara de Diputados. “Fueron traicionándonos y no hubo un arrepentimiento sino una separación”, consideró. La caravana finalmente partió con un espíritu victorioso, basado en las encuestas que trascendieron y que ubican al FCyS entre un 10 y 12 por ciento arriba. Desde el primer camión saludaban el gobernador, los diputados Genaro Collantes y Raúl Paroli, además de la senadora Marita Colombo y el ex mandatario Oscar Castillo.

Compartir: 

Twitter
 

Brizuela se colocó al frente de la caravana junto a los candidatos del oficialismo.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.