EL PAIS › EL ESCENARIO POLITICO TRAS LA RUPTURA DE JUEZ Y LA UCR

En Córdoba se armó el tablero

Las negociaciones entre Luis Juez y el radicalismo fracasaron y cada uno se encamina a las urnas por su lado. El oficialismo se presenta en dos versiones: la del PJ, encolumnada detrás del gobernador Juan Schiaretti, y la del sector liderado por Daniel Giacomino.

 Por Sebastian Abrevaya

El escenario político cordobés quedó dividido en cuatro grandes espacios, aunque todos de distinto tamaño. Los reacomodamientos obligados por el nuevo calendario electoral dejaron al Frente Cívico y Social de Luis Juez como favorito, a la Unión Cívica Radical y a dos espacios peronistas que corren bajo el paraguas de la Casa Rosada: el PJ orgánico (que responde al gobernador Juan Schiaretti) y el sector que lidera el intendente cordobés Daniel Giacomino. Hace unos meses esos cuatro espacios podían haber sido dos, uno que nucleara a todo el peronismo y el otro integrado por juecistas, radicales, socialistas y la Coalición Cívica. Sin embargo, el peronismo nunca se recompuso tras el conflicto con las entidades rurales y en los últimos días el radicalismo se alejó casi sin retorno de un acuerdo con Juez y compañía.

El titular del Partido Nuevo encabezará la lista de senadores, aunque su obsesión es gobernar la provincia en 2011. Hasta último momento, Juez intentó una alianza con el radicalismo, pero las peleas internas de la UCR complicaron sus planes. Su objetivo era acumular la mayor cantidad de apoyos posibles para lograr una victoria contundente en las próximas legislativas. De todas maneras, el ex fiscal anticorrupción se consolidó como referente de la oposición durante el conflicto agropecuario, tanto a nivel provincial como a nivel nacional. Con el patrocinio de Elisa Carrió y el apoyo del socialismo, el Frente Cívico y Social continúa como favorito, aun sin el respaldo de los radicales, que mantienen una cuota de poder en la provincia.

Desde el entorno del gobernador Schiaretti trascienden varios nombres para encabezar las listas. El defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, parece dispuesto a pelear por una candidatura a senador y sincerar así la actuación política que se evidenció durante el conflicto agropecuario. Sin embargo, para postularse aseguran que pidió que no haya kirchneristas en las listas. El vicegobernador, Héctor “Pichi” Campana, es otra de las cartas que barajan los seguidores de Schiaretti. La concejal Olga Ruitort, ex esposa de José Manuel De la Sota, también tendría un lugar promisorio en la lista de diputados.

En los próximos días, el gobernador regresará de sus vacaciones por Brasil y continuará la ronda de negociaciones para definir la nómina del PJ. Aunque Schiaretti domina la estructura justicialista, De la Sota retiene un sector importante del aparato local. Por lo bajo, aseguran que “le va a jugar en contra”. “A él no le conviene que al gobernador le vaya bien porque se quedaría con el PJ provincial. En cambio, si le va mal, el lunes De la Sota reclama la renuncia de todas las autoridades del partido”, detalló a Página/12 un peronista cordobés. Es prácticamente la misma jugada que hizo en Catamarca el gastronómico Luis Barrionuevo: no participó activamente de la campaña y después de la elección exigió el alejamiento de la conducción derrotada.

Hasta hace unas semanas el kirchnerismo especulaba con la posibilidad de presentar candidatos a diputados para ir colgados de la lista de senadores del PJ. Sin embargo, el gobernador rechazó la idea bajo el argumento de mantener su “independencia” del gobierno nacional. Además, esa “colectora” le habría generado más de un problema con el delasotismo, opositor acérrimo del matrimonio Kirchner.

Uno de los referentes K en Córdoba es el intendente Giacomino, otrora compañero de ruta de Juez. Su espacio, Convergencia y Equidad, representa al kirchnerismo “puro”. Kirchner ya agendó un encuentro con la diputada nacional Patricia Vaca Narvaja para los próximos días. En ese encuentro definirán la estrategia electoral que, de no mediar una sorpresa, la tendrá como primera candidata a renovar su banca. Vaca Narvaja es vicepresidenta de la Cámara baja y en la Rosada están interesados en mantenerla en ese lugar clave para el oficialismo.

La conducción del radicalismo cordobés fracasó en su intento de arrastrar al partido a un acuerdo con Juez por la resistencia de varios sectores internos, entre ellos el Foro de Intendentes radicales. Desde la cúpula nacional dejaron entrever ayer su malestar por esta situación: “Hay dirigentes que terminan haciéndoles el juego a los intereses de Schiaretti y no descartamos que haya dirigentes que se estén reuniendo con el ministro del Interior, Florencio Randazzo”, advirtió el titular de la UCR, Gerardo Morales. Dirigentes radicales alertaron que el partido “quedó al borde de la ruptura” y no descartaron sanciones para los rebeldes. De todas maneras habrá un último intento para cambiar el rumbo en la Convención Nacional del 3 y 4 de abril, donde someterán a discusión la decisión provincial.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador Juan Schiaretti encabeza el PJ orgánico.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared