EL PAIS › POR LA MEMORIA EN LA PLATA

Una señal en el Pozo

 Por Diego Martínez

Tres mojones gigantes con las palabras Verdad, Memoria y Justicia recuerdan desde ayer que en el Destacamento de Arana funcionó durante la dictadura uno de los principales centros de detención de la provincia de Buenos Aires. El Pozo de Arana, uno de los iconos del circuito Camps donde el Equipo Argentino de Antropología Forense encontró el año pasado un paredón ametrallado y miles de fragmentos de restos óseos quemados, está ubicado en calles 637 y 130, a 20 kilómetros de La Plata. Sobrevivientes y querellantes reunidos en Justicia Ya! entregarán hoy un escrito al juez Arnaldo Corazza para que recomiende al gobernador Daniel Scioli el desalojo de las instalaciones, donde aún funciona el destacamento.

La señalización fue inaugurada por la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense, como parte de la Red Federal de Sitios coordinada por el Archivo Nacional por la Memoria. Junto a la titular de la secretaría, Sara Derotier de Cobacho, participaron del acto el intendente de La Plata, Pablo Bruera, y el sobreviviente Walter Docters, compañero de cautiverio de Jorge Julio López, el albañil que desapareció en 2006 tras dar testimonio en el juicio a Miguel Etchecolatz. También presenciaron la inauguración alumnos de la escuela de Arana.

Excepto Etchecolatz, condenado a reclusión perpetua, los represores de Arana permanecen impunes. El ex director de Seguridad Rodolfo González Conti y el ex jefe de la Brigada de Investigaciones Luis Héctor Vides murieron sin condena. Los comisarios Bernabé Corrales y Rubén Páez, también ex jefes de la Brigada, y Miguel Kearney, jefe del Destacamento, fueron liberados por los jueces Angela Ledesma, Guillermo Tragant y Eduardo Riggi, de la Cámara Nacional de Casación Penal.

El subsecretario de Derechos Humanos bonaerense, Fernando Cano, recordó durante el acto que Arana “es el primer centro de detención donde se encontraron restos óseos” y reiteró la intención de “construir un espacio de la memoria”. Sobrevivientes y querellantes, en cambio, no ocultan su disgusto por la permanencia del destacamento en el ex centro clandestino, al que el represor Luis Vicente Patrault aún concurre a tomar mate con ex camaradas. Tal como lo solicitó en el ex Pozo de Banfield, que finalmente fue cedido en guarda a la Secretaría de Derechos Humanos, Justicia Ya! reclamará hoy el desalojo inmediato de Arana.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared