EL PAIS › PROCESARON A UN REPRESOR QUE ACTUO EN LA ESMA

Hortal para la Hormiga

El juez federal Sergio Torres procesó a Orlando González Acuña, “Hormiga”, por cientos de casos de secuestros y torturas. Además, lo embargó por 423 millones de pesos.

Orlando González Acuña, alias “Hormiga”, un ex suboficial de la marina que durante la dictadura actuó como secuestrador y torturador en la Escuela de Mecánica de la Armada, fue procesado con prisión preventiva. El juez federal Sergio Torres lo sindicó como responsable de haber privado de su libertad a 296 personas y torturado a 126 detenidos, 15 de los cuales murieron por los tormentos. El magistrado ordenó que el represor continúe en el penal de Marcos Paz y le trabó un embargo de 423 millones de pesos. González Acuña, que se había mantenido prófugo hasta semanas atrás, se negó a declarar en la causa, pero fue reconocido por los sobrevivientes de la ESMA.

El ex marino fue descubierto el 4 de marzo en la pequeña localidad chubutense de Corcovado, donde vivía desde hacía cuatro años trabajando en un aserradero. Arrestado por efectivos de la División Delitos contra la Seguridad del Estado de la Policía Federal, fue trasladado a la cárcel de Marcos Paz. El represor tiene 63 años, por lo que no puede pedir el beneficio de la prisión domiciliaria.

Luego de ser detenido, el ex marino hizo uso de su derecho a no declarar, aunque fue reconocido por sobrevivientes de la ESMA como Graciela Daleo, Víctor Basterra, Lisandro Cubas, Enrique Fukman y Víctor Fatala, entre otros.

Los sobrevivientes relataron que Acuña era quien se desempeñaba como fotógrafo para el grupo de tareas y recibía a las víctimas tras ser secuestradas, a muchas de las cuales además torturó.

El represor estaba escondido en Corcovado, un pueblo cordillerano, desde el 2006, aunque siempre siguió utilizando su verdadero nombre. Según el diario El Chubut, el año pasado estuvo contratado por la municipalidad para dar cursos de fotografía en los talleres culturales de la localidad, cursos que dictó durante dos meses. El hecho fue reconocido por el intendente Héctor Diez.

Los vecinos describieron al represor como un hombre “pulcro” al que veían “siempre solo”. Era considerado un buen vecino y solía asistir a las sesiones del Concejo Deliberante para presentar propuestas vinculadas al trabajo con la madera, en su calidad de responsable del aserradero.

El juez Torres, con la intervención del secretario Pablo Yadarola, señaló que Acuña integró el sector Inteligencia del Grupo de Tareas 3.3. con base operativa en la ESMA. El procesamiento fue dictado en el marco de la megacausa sobre la Escuela de Mecánica de la Armada. El magistrado recordó que el modo en que actuó la represión consistió en “aprehender sospechosos, mantenerlos clandestinamente en cautiverio bajo condiciones inhumanas de vida, someterlos a tormentos con el propósito de obtener información para, por fin, ponerlos a disposición de la Justicia o del Poder Ejecutivo Nacional o bien eliminarlos físicamente”.

Compartir: 

Twitter
 

El ex marino fue descubierto hace dos semanas, en una pequeña localidad de Chubut.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.