EL PAíS › FERNANDO “PINO” SOLANAS SE PREPARA PARA SER LA OPCIóN AL MACRISMO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

“Somos un bloque independiente”

El referente de Proyecto Sur le contesta a la Presidenta, que ayer incluyó a esa fuerza entre sus posibles aliados parlamentarios. Dice que si esta elección hubiese sido a jefe de Gobierno, le ganaba al PRO en el ballottage.

 Por Miguel Jorquera

Había imaginado para el día después de la elección una jornada de relax. Pero la excelente elección de Proyecto Sur en la ciudad de Buenos Aires lo ubicó en el lote de los triunfadores de los comicios del domingo y terminó el lunes asediado por las entrevistas periodísticas. Salió al cruce de las palabras de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner porque lo consideró un potencial aliado en el Congreso, aunque volvió a marcar que respaldará los proyectos progresistas “vengan del Gobierno o de la oposición”. Pero también se mostró confiado en que su fuerza política puede vencer al macrismo: “Si ésta hubiera sido la elección para jefe de Gobierno la hubiéramos ganado en el ballottage”. “Nos querían hacer creer que la ciudad estaba perdida porque Macri había ganado por el 60 por ciento. Lo que pasa es que ante la falta de un proyecto progresista serio, la gente optaba entre Frankenstein y Drácula”, sentenció con la vista puesta en la elección porteña de 2011.

–¿Escuchó el balance que hizo la Presidenta sobre las elecciones?

–Estoy sorprendido por las palabras de la Presidenta. Aunque no las he oído todas, me lo han contado. Con sus palabras da la impresión de que tuviéramos alguna forma de relación o de acuerdo, un trabajo conjunto o una especie de interbloque para apoyar sus proyectos, que nos coloca como si estuviéramos en el bando de sus amigos, de sus aliados. Y Proyecto Sur fue una fuerza, quizá la única, que denunció las graves políticas que ejecutaron en estos seis años desde el Gobierno, que es haber profundizado el modelo depredador y de saqueo de los recursos estratégicos del país.

–¿Proyecto Sur se ubica como una fuerza claramente opositora?

–Nosotros le hemos hecho al Gobierno todo tipo de proposiciones para que cambiara de política. No podemos olvidar que el matrimonio Kirchner, en la reforma constitucional del ’94, cometió un hecho muy grave: fueron motor de la provincialización de los recursos del subsuelo. Un hecho que abrió paso a toda la reforma de la legislación minera del menemismo, al arribo de todas las corporaciones y a la reprivatización de los recursos del subsuelo. Y ahora nos quiere poner en una misma bolsa.

–¿Entonces no encontró en el balance presidencial ningún rasgo de cambio en esa actitud que usted calificó como soberbia?

–Tendría que leerlas más detalladamente. Pero me preocupa esto de que ella suma a Proyecto Sur como un aliado. Porque el diario La Nación tituló en los días de campaña que Proyecto Sur o Solanas concertó con la Presidenta el apoyo a la futura ley de Radiodifusión. La verdad es que han malinterpretado las declaraciones de que nosotros apoyaremos todos los proyectos que son buenos para el país y para la democracia. Vengan del Gobierno o de la oposición. Tendrían que decir, como en la 125, que nosotros teníamos proyecto propio, firmado por 13 diputados y que planteaban retenciones móviles pero bien segmentadas.

–¿Por qué cree que lo pueden considerar un potencial aliado?

–Es curioso que hasta el domingo éramos el demonio, éramos una verdadera porquería que le escupimos el asado al kirchnerismo, porque decían que el kirchnerismo era la verdadera puerta al proceso de cambio que venía en la Argentina. La verdad es que el kirchnerismo es el que profundizó la entrega de los recursos estratégicos del país y sigue manteniendo el 50 por ciento de los trabajadores en negro, con 14 millones de pobres y cinco de indigentes. Hemos sido supercríticos del Gobierno, como pocos.

–¿Qué lectura hace de la renuncia de Néstor Kirchner a la presidencia del PJ?

–Me he enterado así al voleo. Pero creo que en la interna del PJ y los caciques pejoteros Kirchner se ha debilitado mucho. Si uno ve el mapa político nacional y cómo han perdido, más allá de los cálculos de la Presidenta, que ha dicho prácticamente que no era grave, pero la verdad es que han tenido una serie de derrotas políticas más allá de lo que sume cada uno. Han dicho que a la izquierda del Gobierno había una pared y no es así. A la izquierda del Gobierno hay un océano, este pueblo que está esperando y que empieza a encender su esperanza con Proyecto Sur.

–¿No considera que la derecha ha salido fortalecida en estas elecciones?

–No he hecho todavía un análisis exhaustivo. Pero yo veo una gran disponibilidad de un pueblo que está esperando una fuerza con una propuesta distinta que exprese un proyecto nacional. Cuando eso no existe, el pueblo está optando entre Frankenstein y Drácula, entonces tenemos nubarrones en el horizonte. Y ése es el ejemplo de Mauricio Macri. Antes de estas elecciones yo escuché todo tipo de análisis, sobre todo de gente ligada al gobierno nacional, que la ciudad está perdida, que Macri ganó con el 60 por ciento. No es verdad.

–¿Considera que Proyecto Sur se ha convertido ya en la alternativa al macrismo en la ciudad?

–Por supuesto. Lo trascendente de esta elección es que, frente a todos los agoreros, la gente votó una propuesta democrática, popular y latinoamericanista como la nuestra. Una fuerza que jamás transigió e hizo las denuncias más duras contra Menem, Duhalde y Kirchner. Y que hoy surge en la ciudad de Buenos Aires como segunda fuerza y a seis puntos y medio del primero. ¿Quién bajó a Michetti?, que empezó esta campaña con el 40 por ciento de intención de voto y terminó en el 31. ¿A dónde fueron esos votos?, muchos a nosotros. ¿Quién bajó a Elisa Carrió?, su proyecto presidencial hoy es un cadáver.

–¿Está convencido de que puede vencer al macrismo en 2011?

–Si esta elección hubiera sido la de 2011, Proyecto Sur se hubiera impuesto en el ballottage, porque habría capturado el voto de otras opciones progresistas y de izquierda que hubo, y seguramente parte de los votos a Carlos Heller o al Gobierno. Nos vamos a preparar para ganar la ciudad y también para una propuesta nacional. Aunque todavía es muy prematuro y no nos vamos a apresurar a dar nombres y todo eso, además de abrir el juego para construir una gran fuerza.

–¿Van a buscar la integración de los sectores de centroizquierda en el Congreso?

–Primero vamos a presentar nuestros proyectos, que son muchísimos, y buscar apoyos para ellos. Los proyectos que vienen de otros bloques los analizaremos seriamente. Lo que es bueno para el país, nosotros vamos a apoyarlo y a hacer nuestros aportes. En eso entran también los proyectos del Gobierno. Lo que no es lícito que el Gobierno, al que hemos apoyado en algunos proyectos, como lo han hecho muchas otras fuerzas, como incluso los socialistas, nos meta en el bloque de sus aliados. Nosotros somos un bloque independiente que se presenta como opción al bipartidismo.

Compartir: 

Twitter
 

“Nos querían hacer creer que la ciudad estaba perdida”, dice Pino Solanas, líder de la segunda fuerza porteña.
Imagen: Jorge Larrosa
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.