EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER LLEGA HOY A NUEVA YORK, CON UNA NUTRIDA AGENDA

Una gira por Estados Unidos

El viaje por la cumbre del G-20 es el jueves en Pittsburgh, pero primero estará en la Asamblea General de la ONU y en reuniones políticas y con empresarios. Un encuentro con Stiglitz y una charla en Columbia.

 Por Fernando Cibeira

Desde Nueva York

Pese a que la Cumbre del G-20 en Pittsburgh recién es el jueves y viernes, toda la visita que hoy inicia la presidenta Cristina Kirchner a Estados Unidos estará marcada por ese encuentro y lo que allí se discuta. El gobierno argentino quiere volver a la carga con la necesidad de una reforma de los organismos financieros internacionales, para que los países desarrollados y en vías de desarrollo tengan un poder más equilibrado. El reclamo se emparienta con el deseo de la Casa Rosada de apurar la normalización de su vínculo con los organismos de crédito. La Presidenta viaja con el ministro de Economía, Amado Boudou, quien confirmó que el jueves verá a su par francesa, Christine Lagarde, para conversar sobre cómo llegar a un acuerdo por la deuda con el Club de París.

Curiosamente, la Presidenta enfrenta un escenario parecido al del año pasado a esta altura. Por entonces, la crisis internacional recién despuntaba y Cristina Kirchner hizo dos movimientos consecutivos para reinsertar al país en el mercado de capitales: primero anunció la cancelación de lo que se le debía al Club de París con reservas y, un par de semanas después, en un encuentro en Nueva York ante empresarios norteamericanos, informó que tres bancos habían acercado una propuesta para resolver la deuda con los bonistas que quedaron fuera del canje. Pero la debacle financiera se precipitó de una manera que nadie había imaginado y a poco la situación daba más para salir a buscar los botes que para andar pagando viejas deudas. Ahora, que ya se convirtió en lugar común decir que “se ve la luz al final del túnel” de la crisis, vuelven al primer plano las presiones de los sectores financieros y la necesidad argentina de eliminar los obstáculos para acceder a los mercados.

El más movedizo al respecto es Boudou. Ayer contó que viene conversando con funcionarios norteamericanos, japoneses y coreanos sobre la deuda con el Club de París y que el jueves que viene, en Pittsburgh, mantendrá un encuentro con Lagarde. La ministra francesa le avisó que está interesada en avanzar sobre esta cuestión. Pero, se sabe, Argentina no quiere que arreglar esa deuda signifique pasar por el Fondo Monetario Internacional y sus condicionalidades. La Presidenta aprovechará el escenario internacional que aportan las cumbres para volver a la carga contra el organismo. Los cañones apuntarán a una reforma que equilibre los tantos. “El Fondo quedó totalmente desfasado. Hoy, países como Bélgica y Holanda siguen teniendo más votos que Brasil”, ejemplificaba un funcionario que acompañará a la Presidenta.

La Asamblea General de la ONU de cada septiembre es una cita que los Kirchner siempre han honrado. Tanto, que es el único viaje en el que Néstor Kirchner acompañaba a su esposa al exterior: lo hizo el año pasado. Junto a la Presidenta van el canciller Jorge Taiana; el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el gobernador chaqueño Jorge Capitanich; el infaltable diputado José María Díaz Bancalari y, como novedad, la diputada jujeña Carolina Moisés, revelación del debate por la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Como cada año, Cristina Kirchner y los ministros se alojarán en el elegante Hotel Four Seasons, en 57 y Madison Avenue, el resto de la comitiva en el Park Lane, más modesto pero frente al Central Park. Más rutinas neoyorquinas: seguramente irán a almorzar al restaurante Bice.

Hoy la Presidenta tendrá su primera actividad cuando reciba al Nobel de Economía Joseph Stiglitz, un buen encuentro para ir tomando el tono. Stiglitz es un tenaz crítico del FMI y el Banco Mundial, por lo que es probable que coincida con varios de los argumentos que le planteará la Presidenta. El lunes la Presidenta se entrevistará con el titular del BID, el colombiano Luis Alberto Moreno. Ambos apuntarán a la necesidad de capitalizar al organismo para que financie obras de infraestructura en América latina. Luego la Presidenta dará una charla en la Universidad de Columbia sobre América latina y el G-20. Cristina Kirchner va a estos encuentros desde hace tiempo y ya se convirtieron en un escenario favorable: en la embajada argentina aseguraban que los estudiantes agotaron en minutos las localidades para verla. El martes, Cristina Kirchner volverá a hablar del G-20 en una mesa redonda convocada por la Iniciativa Global Clinton. El presidente norteamericano Barack Obama abrirá la sesión y el resto se separará por mesas.

En cuanto a los encuentros con empresarios, el tradicional discurso ante el Consejo de las Américas será reemplazado por un encuentro más selecto con unos 15 empresarios norteamericanos con inversiones en la Argentina. La última actividad en Nueva York será una reunión que impulsó el jefe de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, con Lula y Felipe Calderón. Los cuatro quieren poner en común sus posturas para llevar un planteo conjunto a la cumbre del jueves.

Compartir: 

Twitter
 

La Presidenta coordinará posiciones con Calderón, Lula y Zapatero antes del jueves.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.