EL PAIS › EL MERCOSUR Y LA UE RELANZARON LAS NEGOCIACIONES DE LIBRE COMERCIO

De nuevo en busca del acuerdo

A cargo de los respectivos bloques, Cristina Kirchner y Rodríguez Zapatero hicieron fuerza por impulsar el acuerdo que estaba paralizado. Ayer, luego de una cumbre, anunciaron reiniciar las negociaciones que esperan cerrar este año.

 Por Santiago Rodríguez

Desde Madrid @

“Buenas noticias”, coincidieron los dos. Era lo que habían venido a buscar y tanto Cristina Kirchner como el español José Luis Rodríguez Zapatero calificaron de ese modo el acuerdo alcanzado en la cumbre Mercosur-Unión Europea de relanzar las negociaciones para la creación de un área de libre comercio entre ambas regiones. Las tratativas formales comenzarán en julio y los más entusiastas se ilusionaban con la posibilidad de una firma definitiva a fin de año. Mucho camino queda sin embargo por recorrer y antes deben solucionarse las mismas cuestiones que no pudieron resolverse a lo largo de la última década: la eliminación de las medidas de protección que se aplican a uno y otro lado del Atlántico. “Debemos abordar el concepto de proteccionismo en toda la extensión y todas sus formas”, advirtió la Presidenta, y reiteró un concepto: “Hay que ver la película entera y no sólo la paja en el ojo ajeno”.

La reapertura de las negociaciones formales para un acuerdo de libre comercio entre el bloque europeo y Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay era la meta más ambiciosa de Cristina Kirchner, quien está a cargo de la presidencia pro témpore del Mercosur y preside, además, el grupo latinoamericano. Compartía ese objetivo con Rodríguez Zapatero, también a cargo temporalmente de la conducción de la UE. Ambos fueron por eso los encargados de hacer el anuncio, luego de la cumbre entre ambos bloques. “Esta cumbre tiene una especial trascendencia”, destacó Zapatero, y recordó que lo resuelto pone fin “a un proceso de paralización de seis años”. “Es una señal de gran trascendencia para el orden económico internacional, porque se trata de afirmar que frente a cualquier tentación proteccionista la mejor respuesta para la crisis es la apertura comercial”, completó. Juntos, el Mercosur y la Unión Europea formarían la mayor área de libre comercio del mundo. Reúnen 700 millones de habitantes y moverían unos cinco mil millones de euros en materia de exportaciones.

De la cumbre con la Unión Europea, el único mandatario del Mercosur que estuvo, además de CFK, fue el brasileño Lula. El paraguayo Fernando Lugo envió a su canciller, Héctor Lacognata. En representación del uruguayo José “Pepe” Mujica, a quien los médicos le aconsejaron no viajar a Madrid por su estrés, estuvo su vice Danilo Astori.

Cristina Kirchner también habló del proteccionismo. Como Rodríguez Zapatero, evitó identificar a los países agrícolas europeos que, encabezados por Francia, salieron la semana pasada a cuestionar públicamente la reapertura de las tratativas. Pero no dejó de señalar que “los subsidios agrícolas ya son casi un icono”. “Algunos creen que el proteccionismo se encuentra sólo en el ingreso en los puertos y las aduanas y no es así. Proteccionismo es subsidiar producciones, dar promociones fiscales, dar beneficios a las exportaciones, y hay muchísimas formas de proteccionismo y todas deben ser examinadas con el mismo criterio”, continuó la Presidenta.

Sobre la negociación por delante entre el Mercosur y la Unión Europea, contó que algunas cuestiones planteadas durante la cumbre giraron en torno de “la necesidad de que el acuerdo constituya una verdadera asociación y eso necesita dejar de verse como clientes para empezar a verse como socios. Obliga a un abordaje diferente en las negociaciones, en las que todos tienen que obtener alguna ventaja para que la negociación sea compatible y no se convierta en algo gravoso”.

Según el cálculo público hecho por Rodríguez Zapatero en respuesta a aquellos países que cuestionan la reapertura de las tratativas, “todos se beneficiarán” de un eventual acuerdo. Precisó que el más favorecido sería Paraguay, con un incremento del 10 por ciento de su PBI, seguido por Uruguay, con un aumento del 2,1 por ciento. Tercero figura Brasil, con un 1,5 por ciento, por delante de Argentina, con un 0,5 por ciento. A los europeos les significaría una mejora del 0,1 por ciento. Para llegar a eso, los negociadores que comenzarán su tarea en la primera semana de julio deberán sortear todos los obstáculos que hay en el camino y que son justamente los que han impedido hasta ahora una concreción. Todos dicen que ahora hay voluntad política de superarlos, pero ahí están y fue Durao Barroso quien los enumeró los temas que deberá atender el Mercosur: la liberalización de algún sector de los servicios protección de los derechos de propiedad intelectual, los impuestos a la importación.

“Dada la diferencia de tamaño de los mercados, de las estructuras productivas y de los esquemas de competitividad, existen sectores industriales del Mercosur en los que se deben tener especiales mecanismos de adaptación dentro del proceso de integración”, expresó la ministra de Industria, Débora Giorgi, quien estuvo durante la cumbre. El otro que siguió todo detrás de la Presidenta fue Néstor Kirchner.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared