EL PAíS › REACTIVAN LA INVESTIGACIóN SOBRE CARLOS TELLELDíN POR EL ATENTADO A LA AMIA

Las llamadas y los viajes del Enano

El fiscal Alberto Nisman busca avanzar en el sentido marcado por un fallo de la Corte Suprema que revocó el sobreseimiento de Telleldín y que indicó que debía investigarse la utilización de la Trafic.

 Por Raúl Kollmann

El fiscal especial del caso AMIA, Alberto Nisman, puso en marcha una serie de medidas tendientes a investigar nuevamente parte de la trama del atentado contra la mutual judía. Como hace dieciséis años, el personaje central de la historia es Carlos Telleldín, el hombre que armó la Trafic con partes robadas y que es la última persona que tuvo el vehículo antes de que apareciera, una semana más tarde, portando el explosivo que destruyó la sede de la AMIA. Nisman realiza nuevos entrecruzamientos de llamadas, tratará de determinar con quién se comunicó “El Enano”, como lo llaman a Telleldín, durante un extraño viaje que emprendió a Misiones inmediatamente después del atentado e intentará revisar los traslados de la camioneta en aquel mes de julio de 1994. Por entonces, la investigación estuvo a cargo del juez Juan José Galeano y el comisario Jorge “Fino” Palacios. Uno fue destituido, procesado y afronta un juicio oral. El otro está preso.

Las medidas de Nisman se corresponden con el fallo de la Corte Suprema de Justicia que confirmó gran parte de la resolución que en su momento tomó el Tribunal Oral: fueron absueltos los policías bonaerenses imputados, pero la Corte revocó el sobreseimiento de Telleldín. El máximo tribunal ratificó que Galeano, los fiscales, Palacios, la SIDE y parte del gobierno de Carlos Menem armaron una pista falsa para echarle la culpa del atentado a los policías bonaerenses. Por eso confirmó sus absoluciones. Pero, al mismo tiempo, la Corte dijo que debía investigarse otra vez toda la trama que rodeó la utilización de la Trafic como coche bomba, porque esa parte de la pesquisa fue anterior al armado de la pista falsa.

Aunque parece remota la posibilidad de conseguir pruebas con dieciséis años de demora, Nisman avanza en los siguientes andariveles:

- Investigar de qué manera fue trasladada la Trafic desde la agencia que lo compró como vehículo quemado, la de Alejandro Monjo, hasta el taller donde se armó en forma definitiva.

- Determinar qué celulares se activaron en la zona del atentado aquel lunes, el día posterior a la final del mundial de 1994.

- Establecer los puntos de Luján y Corrientes de donde partió el micro que tomó Telleldín camino a Misiones. Verificar los locutorios que usó y qué otras llamadas hizo desde allí.

- Analizar nuevamente los pasos de Humberto Pérez Mejía, una especie de empleado y amigo de Telleldín, que participó de los traslados de la camioneta.

- Tratar de establecer vínculos entre Telleldín y el hombre considerado por Nisman como la clave del atentado, Samuel Salman El Reda, un colombiano que, según el fiscal, hoy está prófugo en Irán.

Para el Tribunal Oral quedó probado que el atentado fue perpetrado con la utilización de la Trafic como coche bomba. Los jueces evaluaron a lo largo de tres años el testimonio de una cantidad abrumadora de peritos e incluso médicos que trataron a los heridos y establecieron que a algunos de ellos se les incrustaron partes de la camioneta. Partiendo de ese punto, ahora Nisman trata de recomponer el rompecabezas que rodeó a la Trafic y a Telleldín. Este nunca terminó de dar una explicación rotunda sobre la forma en la que entregó el vehículo ocho días antes del ataque. En principio, la versión que sostiene es que se lo vendió a unos sujetos con rasgos orientales, aunque también hay indicios de que los individuos provenían de Brasil.

Hace ya un mes, Nisman le pidió al juez Rodolfo Canicoba Corral que ordene la detención de Telleldín, quien estuvo preso diez años en la cárcel de Villa Devoto como principal imputado del ataque. El magistrado todavía no tomó una determinación.

Compartir: 

Twitter
 

El reducidor de autos Carlos Telleldín y su mujer, Ana Boragni.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.