EL PAíS › LOS RADICALES ELIGEN HOY EN INTERNAS LA CONDUCCION DEL COMITE DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Cobos y Alfonsín miden fuerzas bonaerenses

Leopoldo Moreau, Federico Storani y Gustavo Posse están en el sector del vicepresidente. Gerardo Morales, Angel Rozas y Ricardo Gil Lavedra, con Alfonsín. La votación impactará en la candidatura presidencial de la UCR para 2011 y su política de alianzas.

 Por Sebastian Abrevaya

En eso, radicales y peronistas son iguales: para ambos la provincia de Buenos Aires es el distrito más importante del país. Y a pesar de que hace 23 años que no la gobiernan, todos en la UCR saben que no hay posibilidades de llegar a la Casa Rosada sin hacer una buena elección en “la provincia”. Es por ese motivo que la interna que se realizará hoy por la conducción del comité local se transformó en la madre de todas las batallas. Los históricos caciques, Leopoldo Moreau y Federico Storani, acompañados por el intendente Gustavo Posse y los hombres que responden a Julio Cobos, medirán sus fuerzas con Ricardo Alfonsín, integrante del Grupo Rosario que comanda con Gerardo Morales, Angel Rozas y Ricardo Gil Lavedra. “La suerte está echada”, sentenciaba ayer Alfonsín. Aunque a último momento ambos bandos intentaron bajarle el tono, el resultado de la elección de hoy impactará de lleno en las candidaturas presidenciales de 2011, en las que el vicepresidente y el diputado bonaerense son los principales competidores.

El momento clave de la campaña fue el acto realizado por el Grupo Rosario hace diez días. El microestadio de Ferro le sirvió a Alfonsín de escenario para que se probara el traje de precandidato en 2011. Allí estaban los que lo acompañarán en esa pelea contra Julio Cobos, si es que ambos mantienen sus niveles de popularidad actuales. Se trataba del titular de la bancada de senadores, Morales, el chaqueño Rozas, del jurista y diputado Gil Lavedra, del cordobés Mario Negri y de los mendocinos Víctor Fayad y Roberto Iglesias. Además, una serie de diputados nacionales que se encolumnan detrás de Alfonsín en el Congreso y que tienen expectativas de crecer en sus provincias.

Del otro lado, Moreau y Storani cuentan con el apoyo del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, con aspiraciones a la gobernación, cercano al vicepresidente, y con el respaldo de Julio Cobos, quien se declaró “prescindente” pero avaló que sus hombres acompañen la lista de los miembros de la ex coordinadora nacional.

De todos los dirigentes nacionales involucrados, el único que le puso el cuerpo es Alfonsín, quien se postula para primer delegado del Comité Nacional. Su lista, la 27, lleva a Miguel Bazze como presidente del Comité bonaerense. Del otro lado, Pedro Azcoiti por la Corriente de Opinión de Storani y Eduardo Santín por el Modeso de Moreau aspiran a esos respectivos lugares por la lista 15.

Este complejo escenario implica que el resultado de la elección afectará de forma diferente a los dos sectores políticos. Una victoria de Alfonsín será un buen espaldarazo de cara a la interna abierta que se realizaría en agosto de 2011, mientras que una derrota lo dejaría magullado y le daría oxígeno al titular de la UCR, Ernesto Sanz, quien mira expectante como precandidato del sector “no cobista”. Al no jugar personalmente, Cobos recibiría un impacto menor, ya sea de perder o de ganar el tándem Moreau-Storani.

Hasta el momento, el titular de la UCR, el mendocino Ernesto Sanz, había evitado pronunciarse sobre la elección. Recién ayer se refirió públicamente al tema, aunque se mantuvo equidistante. Dijo que la interna partidaria en territorio bonaerense “fortalece” a la fuerza pero insistió en que “de ninguna manera” servirá para definir los candidatos presidenciales para 2011 ya que “el candidato a presidente del radicalismo se va a definir recién dentro de un año, que es un siglo en Argentina en términos políticos”. El mendocino está a favor del cambio en las cúpulas de la UCR bonaerense, pero al mismo tiempo no comulga con las trabas al cobismo que quieren imponen desde el Grupo Rosario.

De la elección de hoy también dependerá, en una segunda instancia, la continuidad del Acuerdo Cívico y Social o la creación de otro frente político. El primer caso sólo será posible si Alfonsín es candidato a presidente, mientras que el segundo surgirá si Cobos se queda con ese lugar. La diferencia central es el vínculo que mantienen ambos con la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Su respaldo público a Ricardo le valió las críticas de los caciques bonaerenses, quienes recuerdan las feroces palabras que la chaqueña le propinó al ex presidente.

En medio de la campaña se produjeron denuncias por irregularidades que forzaron la intervención de la Justicia electoral. En el primer caso, vinculado con la depuración de los padrones, se resolvió a favor del sector de Alfonsín, mientras que la otra, en la que se impedía de votar a 156 de los dirigentes más importantes del cobismo, terminó a favor de Moreau-Storani. En medio de esta tensión, los comicios de hoy quedaron bajo una sospecha de fraude que el alfonsinismo advirtió que denunciará si se concreta.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bernardino Avila
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.