EL PAíS › RODRíGUEZ LARRETA FUE RECIBIDO EN LA LEGISLATURA CON DENUNCIAS Y PREGUNTAS SOBRE LA REPRESIóN

Informe con clima de interpelación

El jefe de Gabinete porteño fue a dar detalles de la gestión. Hizo campaña a favor del endurecimiento del Código de Convivencia. La oposición le salió al cruce con asuntos de la Metropolitana, el caso de espionaje, los problemas en Salud y el desalojo en Liniers.

 Por Werner Pertot

Las cosas no siempre salen como uno querría. De eso puede dar fe Horacio Rodríguez Larreta, que fue a la Legislatura a intentar instalar las leyes para endurecer el Código de Convivencia y se encontró con que la oposición porteña lo esperaba con una nueva denuncia sobre la Policía Metropolitana (ver aparte). El jefe de Gabinete escuchó, además, preguntas sobre la relación de su esposa con la del espía Ciro James –al que negó conocer–, sobre los carros de asalto que la gestión PRO se arrepintió de comprar y se vio envuelto en un extenso debate sobre la represión en Liniers, que fue justificada por los legisladores del PRO. “Me cuesta entender que alguien defienda el comercio ilegal”, se quejó Larreta, ya entrada la noche.

Sus asesores ya estaban en la Legislatura a las 10 de la mañana. El llegó a las 14.30, más de una hora antes del comienzo del informe que debía brindar, como jefe de Gabinete, ante los diputados. Un tibio aplauso lo recibió en el recinto. A falta de PowerPoint, se valió de pancartas. Leyó en tono monocorde y acelerado un discurso en el que apuró a los opositores –“rápido” y “urgente” se repitieron– para tratar la ley para prohibir cuidacoches, limpiavidrios y acompañantes en las motos. “Además vemos con preocupación cómo muchos manifestantes cubren sus rostros con capuchas y llevan palos”, dijo. “El espacio público es de todos. El que no cumpla las normas básicas de convivencia será alcanzado por el poder del Estado”, prometió. Tras sostener que “la gente pide a gritos” esa ley, Larreta se ocupó de recordar la muerte de un joven en Palermo y dijo que “no podemos perder más tiempo, porque no podemos perder más vidas”.

“Nos parece una falta de respeto trasladarle la responsabilidad a la oposición. El jefe de Gobierno está procesado en una causa por escuchas. La Metropolitana tenía un responsable que está preso. Un jefe de Gabinete debería asumir la responsabilidad por los Ciro James y por esa Brigada A que confirmó macrilandia como era la UCEP”, lo recibió el jefe del bloque de Proyecto Sur, Fabio Basteiro. Mientras Rafael Gentili sostenía un afiche del PRO en el que se prometía un hospital en Lugano (hicieron un pequeño centro de salud), Jorge Selzer inquirió sobre el pedido de renuncia del ministro de Salud, Jorge Lemus, que firmaron todos los bloques opositores. Sobre esa solicitud aseguró que “los nombramientos de los ministros corresponden al jefe de Gobierno”.

El sabbattelista Gonzalo Ruanova denunció que “de los 886 agentes de la Metropolitana, sólo 25 tienen permiso del Renar para portar armas”. El kirchnerista Juan Cabandié recordó la compra de hidrantes y carros de asalto que –como reveló este diario– “no están y pagaron el 50 por ciento por adelantado”. También le preguntó a Larreta: “¿Usted propuso a Ciro James? Porque su esposa compartió una publicación con la esposa de James. Si su esposa la conocía a ella. ¿Usted lo conocía a James?”. “Ni lo presenté, ni lo conozco”, devolvió Larreta, que reconoció los contactos entre esposas, aunque sostuvo que se enteraron luego de que era la mujer del espía. “No tengo nada que ocultar”, aseguró.

“Ustedes piden leyes más duras y donde aseguran que están los problemas, la Metropolitana no está”, le recordó el legislador de la Coalición Cívica Sergio Abrevaya. Por su parte, Juan Pablo Arenaza recordó la declaraciones del ministro de Justicia, Guillermo Montenegro (que dijo que los legisladores “discuten boludeces”), lo invitó a Larreta a tomar clases de educación civil para que “los ministros midan sus palabras antes de decir boludeces”. El legislador Martín Hourest, al igual que otros, le reprochó “hacer política con un cadáver”. Aníbal Ibarra llamó “Blumberg” a Larreta. “Reprimen a los comerciantes de Liniers y a Coca-Cola le entregan un cartel ilegal”, dijo. Tanto Larreta como los macristas hicieron blanco sobre el ex jefe de Gobierno, al que Cristian Ritondo llamó directamente “caradura”. El macrista Alvaro González aseguró que “la ideología no resuelve el choreo. El orden alguien lo tiene que hacer cumplir”.

Compartir: 

Twitter
 

Rodríguez Larreta enfrentó las críticas de la oposición con el respaldo del bloque PRO.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.