EL PAIS › LA OPOSICION NO SE PUSO DE ACUERDO SOBRE EL ANUNCIO

Con opiniones divididas

Los partidos nuevos no variaron sus quejas ante la reforma política. En cambio, las fuerzas que componen el Acuerdo Cívico lo vieron como un avance. En el PJ disidente lo analizarán esta tarde.

 Por Nicolás Lantos

La reglamentación de la Ley de Reforma Política tomó por sorpresa a la oposición, que tenía los ojos puestos en lo que sucedía en el recinto de la Cámara de Diputados, donde se discutían cambios para el Consejo de la Magistratura. Luego de una primera mirada, y tal como se preveía, los partidos pequeños siguen siendo los más críticos con la normativa, a pesar de que se aplicaron algunos de los cambios que ellos promovían. Mario Mazzitelli, secretario de Proyecto Sur, calificó la medida como “un partidicidio”, mientras que voceros del PRO la etiquetaron de “truchada”. En cambio, desde el radicalismo se mostraron conformes y, en diálogo con Página/12, el presidente de la UCR, Ernesto Sanz, consideró que se trata de “una buena noticia” porque “pone reglas de juego claras para todos los que van a participar y termina con las especulaciones”. El peronismo disidente, en tanto, evitó definirse y discutirá el tema en el plenario de segundas líneas convocado para esta tarde.

Para Mazzitelli, “hay una estructura proscriptiva en la nueva legislación de partidos, que no se circunscribe a la ley nacional, sino que está entramada con las provincias, y esto no se ha modificado”. Como encargado de seguir este tema en Proyecto Sur, una de las fuerzas más críticas a la reforma política, el histórico dirigente del socialismo auténtico criticó que los cambios “llegan muy tarde” pero reconoció que “está bien la posibilidad de que la desafiliación se haya simplificado”, porque “les da un poquito de aire a los partidos nuevos”.

“La única manera de que no se cercenaran las libertades públicas sería respetar los artículos 107 y 108 que fueron votados por el Congreso y fueron los que permitieron que la iniciativa reuniera las mayorías necesarias”, advirtió Mazzitelli. Esos artículos, que daban tiempo hasta después de los próximos comicios para que los partidos se adecuaran a la nueva realidad, fueron vetados por la presidenta Cristina Kirchner.

Otro sector del centroizquierda, el Partido Encuentro que encabeza Martín Sabbatella, que suele tener posiciones más cercanas al gobierno nacional, en este tema coincide con la gente de Pino Solanas. “La ley es mala. Lesiona la posibilidad de que emerjan fuerzas políticas nuevas, tiende a cerrar el debate en el viejo bipartidismo. Y el veto la empeoró”, respondieron a este diario desde el equipo de apoderados de ese espacio. Con una salvedad: “Es cierto que si en la reglamentación cambiaron plazos y se facilitan la forma de desafiliación y afiliación, es un atenuante –matizan–. Sin embargo con eso no alcanza”.

En la UCR la novedad fue bien recibida. “Es una buena noticia saber que va a haber internas abiertas, obligatorias y simultáneas el 14 de agosto”, celebró su titular, Ernesto Sanz. Para el mendocino, esto “pone reglas de juego claras para todos los que van a participar y termina con las especulaciones”, aunque aclaró que quiere esperar a ver “la letra chica en el Boletín Oficial” antes de sacar conclusiones definitivas. Entre sus socios del Acuerdo Cívico y Social, que ahora parece reflotar a la luz del nuevo sistema de alianzas, siguen la misma línea. El apoderado del Partido Socialista, Carlos Roberto, reconoció una mejoría, aunque destacó que “no se resolvió la cuestión de que cuando uno presenta la ficha de afiliación se usa el padrón de la Justicia, que suele estar atrasado”.

Horacio Alcuaz, diputado del GEN, sostuvo que esta reglamentación “es un paso adelante para los partidos nuevos” que “alivia un poco la situación”, pero lo considera “incompleto e insuficiente”. Para el ladero de Margarita Stolbizer, “es injusto obligar a los partidos nuevos a pasar por mecanismos de afiliación que no se les exigen a los partidos viejos, que están llenos de afiliados truchos”. Alcuaz destacó la nueva distribución de fondos para los partidos, porque “reconoce más que antes la legitimidad a través de los votos que obtiene, que es la forma de medir la inserción que tiene en la sociedad”. En la Coalición Cívica, en tanto, prefirieron esperar hasta conocer los detalles antes de hacer pública una postura.

Algo similar decidieron en el peronismo disidente. Desde el entorno de los distintos precandidatos que encabezan este espacio respondieron, ante la consulta de este diario, que el tema lo van a tratar hoy por la tarde en el plenario de segundas líneas que estaba previsto para avanzar en la conformación del espacio. En tanto, los voceros del PRO fueron los más críticos ante las novedades. “Es una truchada lo que están haciendo”, definieron, tajantes. El punto más cuestionado fue el que limita los aportes a la campaña. “El Gobierno va a gastar millones de fondos públicos y no les da derecho a los privados que quieran invertir. Lo hacen para no tener competencia y para usar el dinero de todos en beneficio de una candidatura –advirtieron–. Es lo mismo que hicieron Correa y Chávez en estos países que están arruinando en América latina.”

Compartir: 

Twitter
 

Las elecciones de 2011 estarán marcadas por la puesta en marcha de la reforma política.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared