EL PAíS › EL TIRE Y AFLOJE POR PAPEL PRENSA HIZO NAUFRAGAR LA SESIóN EN DIPUTADOS

Sin quórum, se postergaron todas las discusiones

 Por Miguel Jorquera

La disputa por el giro a comisiones del proyecto del Gobierno para declarar de interés público la producción, distribución y comercialización de papel para diarios terminó por derrumbar la sesión prevista para ayer en Diputados. La oposición sentó sólo 123 legisladores en el recinto, seis menos de los necesarios para alcanzar el quórum, y el presidente del cuerpo, Eduardo Fellner, dio por caída la sesión 40 minutos después del mediodía, la hora fijada para sesionar. Los legisladores opositores atacaron con dureza la decisión de Fellner. “No quieren debatir mientras la gente se muere en las calles”, dijo Elisa Carrió ante los periodistas y en referencia al proyecto sobre medidas de seguridad para “salideras bancarias” que figuraban en el orden del día. “Nosotros también respaldamos ese proyecto, pero desde que la oposición se convirtió en mayoría en la Cámara, la responsabilidad de reunir el quórum es de ellos”, dijo el jefe del bloque K, Agustín Rossi, aunque luego reconoció que el oficialismo no bajó al recinto para evitar que el núcleo duro opositor cambiara la comisión de cabecera de la iniciativa oficial sobre Papel Prensa “para frenar su debate”.

Algunos diputados opositores habían comenzado a impacientarse. Ya habían transcurrido treinta minutos de las doce y ante la ausencia del oficialismo, los opositores arañaban pero no conseguían el quórum para sesionar. Sólo le faltaban seis diputados. Entonces, la diputada K Patricia Fadel pidió a Fellner que diera por caída la sesión, ya que había pasado el tiempo reglamentario de espera y no se reunió el quórum para sesionar. Carrió pidió “flexibilidad” a Fellner “para esperar a los legisladores que están retrasados por el mal tiempo en todo el país”. A las 12.40, Fellner levantó la sesión y desató las críticas opositoras.

“No quieren tratar el infanticidio y las salideras bancarias cuando la gente se muere en la calle. Es una tremenda irresponsabilidad”, disparó Carrió. La peronista disidente Graciela Camaño –que aspiraba a presidir y marcar el ritmo del debate sobre Papel Prensa desde la Comisión de Asuntos Constitucionales– volcó todas sus críticas sobre Fellner: “Siento una enorme impotencia, pero siento una enorme pena por usted. Usted no es Dios ahí arriba”, le espetó al presidente de la Cámara.

Felipe Solá se sumó. “Le pido que sea más eficaz y mayor celeridad para que esta Cámara trabaje. Ante cualquier duda, usted debe decidir a favor del trabajo”, le dijo Solá. “Me limito a aplicar el reglamento”, replicó Fellner y abandonó el recinto.

Es la segunda semana consecutiva que la oposición no alcanza el quórum propio para sesionar. Incluso, uno de los asesores legislativos del GEN fue a buscar de apuro al diputado Gerardo Milman –autor del proyecto sobre salideras bancarias– que hacía declaraciones en el Salón de Pasos Perdidos. Pero Milman llegó cuando la sesión se había levantado, aunque su sola presencia tampoco habría modificado la situación.

El oficialismo salió al cruce de las acusaciones. “La responsabilidad de reunir el quórum es del arco opositor, que se adjudicó la mayoría en el cuerpo y en todas las comisiones de la Cámara”, sostuvo Rossi.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.