EL PAíS › UNA CENA DE PERONISTAS DISIDENTES EN LA CASA DE DE NARVáEZ A LA QUE NO INVITARON A DUHALDE

Quieren unirse, pero les cuesta mucho

Cuatro presidenciales del Peronismo Federal se juntaron a cenar el martes a la noche en la casa de Francisco de Narváez. Duhalde se enteró del encuentro por los diarios, con lo que se reavivaron las desconfianzas internas.

 Por Nicolás Lantos

El Peronismo Federal busca reafirmar su unidad al tiempo que las disputas entre sus dirigentes conspiran contra la finalidad de llegar aunados al 2011. El martes por la noche, con un sigilo similar al que, unas semanas antes, habían puesto para acudir al convite del CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, Francisco de Narváez ofreció una cena en su casa. Estuvieron allí tres de los cuatro precandidatos presidenciales por ese espacio: Felipe Solá, Mario das Neves y Alberto Rodríguez Saá. Pero Eduardo Duhalde, el que falta para completar el poker de postulados, “se enteró por los diarios”, según confirmaron a Página/12. Ahora, se duda de la presencia del ex presidente interino en el “acto reafirmativo” de la voluntad de unidad de ese espacio, que se llevará a cabo el 10 de septiembre en la ciudad de Buenos Aires.

“El doctor Duhalde llegó anoche de viaje, puede haberse ausentado por eso, deberías preguntarle a la gente de Solá que se encarga de ese vínculo”, deslindaban responsabilidades desde el entorno del empresario de origen colombiano, anfitrión de la velada. “El que envió las invitaciones fue De Narváez”, devolvieron la pelota del otro lado. Pero lo cierto es que, a pesar de que cuando se difundió la información buscaron silenciar diferencias, fuentes duhalistas le confirmaron a este diario que el hombre de Lomas de Zamora “no estaba invitado” a la cena, de la que “se enteró por los diarios” al día siguiente. Consultadas por los motivos de esta maniobra y sus posibles consecuencias, sugirieron que “habría que preguntarle a De Narváez la razón por la que hace reuniones con hijos y entenados” pero sin invitar a quien se considera el líder natural del peronismo no kirchnerista.

Durante la cena, los presentes acordaron “trabajar juntos, unificar posturas y discursos en pos de consolidar la unidad del espacio y no dar margen a las dispersiones y fisuras emergentes de rencillas internas y posicionamientos personales”, por lo que la puerta para reincorporar a Duhalde a las reuniones no está cerrada. “No marginamos a nadie”, aseguró uno de los miembros de la mesa chica del peronismo disidente. “Lo vamos a invitar, no lo vamos a dejar afuera, sería tonto hacer eso –completó otro, que de todas formas expresó cierto malestar–. A veces él se cree el jefe del Peronismo Federal y se deben dejar de lado las aspiraciones personales para privilegiar el fortalecimiento del espacio.”

Desde el entorno del ex presidente interino buscaron luego minimizan el desencuentro. El acuerdo “sigue en pie absolutamente”, aseguró uno de los principales operadores duhaldistas, que detalló que “la conducción la ejercen quienes no son candidatos, mientras los otros trabajan como les parecen por su candidatura”, lo que incluiría este tipo de desplantes. “Lo esencial y central es que el Peronismo Federal vaya todo junto a la elección, lo que suceda en el ínterin es irrelevante.” Sin embargo, otro hombre del entorno duhaldista todavía tiene sus dudas. “Son presiones del kirchnerismo que está tratando de dividir”, sugiere.

–¿Pero qué tiene que ver el kirchnerismo si De Narváez hace una cena en su casa y no invita a Duhalde? –preguntó Página/12.

–Yo sospecho de De Narváez. No te olvides que él, en 2007, promovió su candidatura a gobernador sin llevar ningún candidato a presidente. ¿A quién benefició eso?

De una forma u otra, los peronistas disidentes seguirán cultivando su dificultosa imagen de unidad a partir del acto del 10 de septiembre, para el que anuncian un primer boceto de propuesta económica. Lo que aún no se sabe es si habrá lugar para la consabida foto: mientras que algunos le bajan el precio a la ocasión, al asegurar que se tratará de “una reunión de técnicos” y no de un acto político, otros quieren aprovechar para hacer una “reafirmación” de la voluntad de gobierno. Finalmente, lo acordado es que irán todos o ninguno, para evitar mostrar grietas en el armado. Hasta tanto seguirán caminando el país: hoy, De Narváez y Das Neves compartirán una caminata por la populosa tercera sección del conurbano.

Compartir: 

Twitter
 

Felipe Solá y Francisco de Narváez, dos de los comensales del encuentro del martes a la noche.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.