EL PAíS › EL LUNES, KIRCHNER SE REUNIó CON DIPUTADOS

No hay stent que valga en Olivos

 Por Miguel Jorquera

“Está mejor que todos nosotros. Retomó la agenda y ahora está en una reunión”, avisó el lunes por la tarde la presidenta Cristina Fernández sobre la salud de su esposo Néstor Kirchner apenas dos días después de haber sido sometido a una angioplastia de urgencia. La Presidenta ingresaba al teatro Gran Rex para inaugurar el Congreso Iberoamericano de Educación. A esa misma hora, en una señal de rápida recuperación, el ex presidente mantenía una reunión en Olivos con varios de los diputados que forman parte de la conducción del bloque oficialista. Un encuentro pactado con anticipación pero al que Kirchner no quiso sacarle el cuerpo.

Acompañado por el secretario de la Gestión Pública, Juan Manuel Abal Medina, Kirchner recibió a los diputados. Del encuentro participaron el jefe de la bancada, Agustín Rossi; el presidente de la Cámara baja, Eduardo Fellner; la vice tercera del cuerpo, Patricia Fadel; José María Díaz Bancalari, Teresa García y Carlos Kunkel.

Por casi una hora y media, fiel a su estilo, Kirchner fue quien monopolizó la palabra en una conversación donde prevaleció el análisis de la situación política, las aspiraciones y perspectivas electorales del oficialismo para 2011, en un clima de optimismo por el crecimiento en las encuestas de la aprobación a distintas medidas del Gobierno y cómo se surfeó la crisis financiera internacional.

Sobre la tarea legislativa, Kirchner hizo centro en la necesidad de dar debate por la aprobación del presupuesto para 2011, que ingresará mañana al Congreso. El ex presidente propuso a los diputados ocupar todos los espacios –tanto en la Comisión de Presupuesto como en el recinto y en los medios– para el debate sobre el cálculo de ingresos y el perfil de gastos y distribución que se le debe dar a esos recursos. Lo que consideró, sin dudar, como una atribución del Poder Ejecutivo.

La reunión había sido pactada con bastante antelación y los legisladores ya la habían desechado después de que Kirchner fue sometido a la intervención de urgencia. Pero fue el propio ex presidente quien les confirmó la cita a varios de los diputados que se comunicaron con él la misma noche del sábado, cuando dejó el sanatorio Los Arcos. Una forma de volver a mostrarse activo y no limitado por su salud. La propia Presidenta también se encargó de confirmar que el presidente del PJ seguía en funciones y en la tarea política de respaldar a su gobierno.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.