ECONOMíA › RENUNCIó EL TITULAR DE LA SOCIEDAD RURAL DE GENERAL PICO, TRAS REIVINDICAR A LA DICTADURA

Ruralistas contra el enemigo marxista

Gándara, de la Rural de Pico, condenó el plan agroalimentario por su “visión marxista, como “la” Chile de Allende o Cuba”. Y reclamó Fuerzas Armadas “dignas y orgullosas de su pasado”. Fue denunciado por apología de la dictadura y debió renunciar.

 Por Raúl Dellatorre

Un discurso del presidente de la Sociedad Rural de General Pico, La Pampa, reivindicando el pasado de las Fuerzas Armadas, el modelo agroexportador del Centenario y apuntando, con intención macartista, contra el proyectado plan estratégico agroalimentario por haber sido inspirado en “ideas marxistas” desató un aluvión de críticas. Del anonimato, Santiago Gándara pasó a un efímero protagonismo y volvió a hundirse en el anonimato. El discurso fue pronunciado el sábado por la tarde, despertó reacciones durante todo el fin de semana y anteayer, lunes, lo obligó a dejar el cargo. Pero no a arrepentirse de sus dichos, los que asegura que “fueron sacados de contexto”. Incluso, los reivindicó señalando que “muchas personas, productores o no, me llamaron para felicitarme”. El gobierno de la provincia lo denunció a la Justicia por presunta apología de la dictadura. Abelardo Ferrán, su ministro de la Producción, calificó el discurso de “reaccionario y golpista”. Ulises Forte, diputado nacional por La Pampa y dirigente de Federación Agraria, señaló que no lo sorprendía el tono reaccionario de Gándara, pero sí “que lo blanqueara: en Pico somos pocos y nos conocemos mucho”.

La inauguración de la Exposición Rural de General Pico tenía como principales oradores a Gándara, vicepresidente en ejercicio de la titularidad de la Sociedad Rural local, desde que su anterior presidente, Alberto Frola, pasó a ocupar la presidencia de Carbap, y el gobernador, Oscar Jorge. Había senadores y diputados nacionales presentes. El discurso del anfitrión, leído, hizo un repaso de los últimos treinta años de política económica (27 en democracia), condenados por el orador como responsables de la crisis y la decadencia de la producción. Inmediatamente vino una reivindicación de las Fuerzas Armadas, de las que reclamó que fueran “dignas y orgullosas de su pasado”. Y terminó descalificando el proyectado Plan Agroalimentario Nacional por su “inspiración marxista” y por estar en el camino de políticas del mismo signo “fracasadas”, como “la (?) Chile de Allende” o Cuba, que “terminaron provocando hambre y escasez de alimentos”. Frente a esta propuesta, reivindicó “el país del Centenario”, el modelo conservador agroexportador de los inicios del siglo XX.

Ferrán, entrevistado por Página/12, describió la reacción de todos los que siguieron el discurso desde el palco: “Fuimos pasando del asombro al espanto”. El ministro de la Producción pampeano lo señaló como “un discurso ideológico, reaccionario, que reivindicó a las Fuerzas Armadas y atacó a los políticos, planteó claramente la existencia de dos modelos de país, el actual y el del Centenario, tomando posición por este último”. Ferrán señaló que “estamos acostumbrados a discursos duros de la dirigencia, pero no de este tipo, al que consideramos una apología de la dictadura. Por eso hemos hecho una presentación judicial”.

En una entrevista con una emisora de Realicó, Gándara se defendió y aseguró que sus palabras fueron sacadas de contexto. No obstante lo cual, debió renunciar “por las repercusiones” que provocaron. Forte, de Federación Agraria, apuntó en cambio que los antecedentes de Gándara no debieran dar lugar a sorpresas. Pero “hablar como habló merece un pedido de perdón a la sociedad de Pico, a los pampeanos en general y a la democracia”. Para Forte, Gándara “fue consecuente” con su ideología.

Otros sectores de la sociedad pampeana, además, creen que Gándara fue consecuente con sus intereses. Poco conocido por sus actividades rurales, se le atribuye alguna relación comercial con el Ejército, explotando tierras anexas al cuartel local, gracias a un convenio firmado con el arma. Las mismas fuentes locales aseguran que uno de los jefes del Regimiento 13 habría tenido oportunidad de leer el discurso del sábado antes de ser leído en público en la Exposición Rural. Pese a la advertencia de aquél, respecto de que era “un poco fuerte”, Gándara siguió adelante. Si buscaba repercusiones, las encontró.

Compartir: 

Twitter
 

Santiago Gándara. Discurso atemorizante el sábado y renuncia el lunes. Negocios e ideología en juego.
Imagen: Gentileza La Arena de la Pampa
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.