EL PAíS › NO HAY ACUERDO EN TORNO DEL RESULTADO DE LAS ELECCIONES EN LA CTA

Fin del recuento, sigue la puja

La Junta Electoral, con mayoría de la Lista 1, terminó el demorado recuento de los votos y dio por ganador a Pablo Micheli. Hugo Yasky calificó al conteo de “fraudulento” y volvió a reclamar su triunfo. Ahora decidirá el Comité Arbitral.

 Por Laura Vales

La Junta Electoral de la Central de los Trabajadores de la Argentina, con mayoría de la Lista 1, terminó el demorado recuento de las elecciones internas y le dio a Pablo Micheli una ventaja de 18 mil votos por encima de Hugo Yasky. Sin embargo, Yasky calificó a esa cifra de “dibujo” y acusó a su adversario de querer robarle los comicios con fraude. “El verdadero resultado se conocerá cuando se resuelvan las impugnaciones presentadas”, sostuvo. Así, el conflicto de la CTA entró de lleno en la etapa de las nulidades. Micheli dijo ayer que no va a asumir hasta que la Junta Electoral y el Comité Arbitral se expidan sobre los reclamos en ese sentido. Hay dos provincias, Mendoza y Tucumán, en las que la Lista 10 impugnó todas las mesas de votación, y hay impugnaciones parciales, presentadas desde uno u otro lado, en otras mesas de nueve distritos.

Ayer, al difundir las cifras finales del recuento de la Junta, Micheli despejó las versiones que habían circulado en las últimas horas sobre que tenía la intención de tomar posesión del cargo de inmediato. “Si ya esperamos diez días, un par de días más no me van a cambiar la vida. Tenemos un compromiso firmado de respetar lo que digan la Junta y el Comité Arbitral y voy a cumplirlo”, dijo a Página/12.

Todavía no está claro cuánto podría llevar este proceso. Si la Junta o el Comité Arbitral hacen lugar a impugnaciones que, sumadas, superen los 18 mil votos de diferencia que reclama en su favor la Lista 1, la espera se extendería hasta que se vuelvan a hacer elecciones en los lugares donde la votación se anuló. Si, por el contrario, las mesas anuladas suman un número de votantes que no llega a cambiar el resultado final, quedaría ratificado Micheli como nuevo secretario general de la Central.

Los dos candidatos firmaron la semana pasada, cuando se desató la crisis interna, un compromiso de permanecer dentro de la CTA y acatar las decisiones que tomen la Junta y el Comité Arbitral. Aunque eso parece difícil por el tenor de las acusaciones que se están cruzando, por ahora ambos lo siguen sosteniendo.

De acuerdo con el recuento de la Junta, en las internas votaron 270.500 trabajadores, es decir el 19 por ciento del padrón. La Lista 1 sacó en ese conteo 131.436 votos contra 113.187 de la Lista 10. Las provincias donde aparecen las mayores diferencias a favor de Micheli fueron Jujuy (13.112 votos), Entre Ríos (4642 votos más que Yasky) y las impugnadas Mendoza (4794) y Tucumán (7538 en favor de Micheli). Por su parte, Yasky aparece con mayores ventajas en los distritos de Buenos Aires (9827 votos más que la Lista 1) y Santa Fe (18.033 votos, impugnada por la Lista 1)

Tras leer la publicación de estos datos, Yasky los consideró fraudulentos. “La Junta Electoral hizo un recuento a cuentagotas, que demoró durante ocho días, para dibujar números iguales a los que Pablo Micheli mostró a la prensa apenas horas después de finalizado el comicio. Es decir que fue un recuento a la carta”, sostuvo.

En sintonía con las críticas, el apoderado de la Lista 10 presentó otro escrito de impugnación. En él señaló que la información enviada desde las provincias a la Junta Electoral “no tiene documentación probatoria”, por lo cual reclamó que se pidan las actas de escrutinio originales.

Las impugnaciones llegarán pronto a la instancia al Comité Arbitral, debido a que la Junta Electoral, que debe tratarlas en primer término, ya descartó las que se presentaron 48 horas después de terminada la votación. Esto habilitaría a ser consideradas sólo las impugnaciones de Tucumán, Mendoza y Esteban Echeverría.

El Comité Arbitral fue designado de común acuerdo entre las dos listas antes de las elecciones, para laudar en casos de discrepancias internas. Se armó a propuesta de Yasky, que quería evitar tener que ir al Ministerio de Trabajo y ser acusado de beneficiarse con una decisión del Gobierno en favor suyo. Está integrado por cinco abogados de la Asociación de Abogados de Buenos Aires y la Asociación de Abogados Laboralistas y sus dictámenes deberán ser acatados, sin otra instancia de apelación.

Compartir: 

Twitter
 

Micheli respaldado por el conteo de la Junta. Yasky lo calificó de “dibujo”. Los dos aseguran que tiunfaron.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.