EL MUNDO › OPINIóN

Democracia mediática

 Por Emanuel Respighi

La semana pasada, el Juzgado Federal de Dolores suspendió la aplicación de la resolución de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) que determinaba un nuevo ordenamiento de la grilla de la TV por suscripción. El conjuez Adolfo Harisgarat hizo lugar a una presentación realizada por los responsables de la ignota señal “El Garage TV”, que se presentaron ante la Justicia porque días antes habían sido notificados por CableVisión de que el canal iba a perder su lugar en la grilla en caso de que se aplicara la medida. El magistrado dio vía libre a la medida cautelar argumentando que la resolución de la Afsca afecta “el derecho de libertad de expresión y de prensa”. Lo que (casi) nadie dice es que por esa misma medida cautelar CableVisión sigue dejando afuera de su oferta a señales como Telesur, justamente la única cadena de noticias que transmitió en directo para toda la región el intento golpista en Ecuador.

Mientras desde muchos medios de comunicación nacionales e internacionales se difundía la duda sobre si lo que ocurría en Ecuador era un golpe de Estado, diseminando esa idea –interesada o no– entre los televidentes, Telesur transmitió durante toda la jornada imágenes que no ameritaban sospecha alguna. A través de la admirable tarea del corresponsal de la cadena Christian Salas, que entre balas y gases lacrimógenos relató cada uno de los dramáticos sucesos, los televidentes argentinos que sintonizaron Telesur –hasta el jueves sólo se podía ver por DirecTV– fueron conscientes desde muy temprano sobre la gravedad de los hechos. Sólo recién entrada la noche, cuando la situación se tornó inevitable y las señales informativas locales como TN, C5N y América 24 comenzaron a retransmitir la cobertura de Telesur, el grueso de los argentinos pudieron ser testigos de que la institucionalidad democrática en Ecuador estaba en peligro.

La oportuna retransmisión parcial de la señal de Telesur por los canales de noticias locales fue una demostración de la necesidad de que la TV por cable sume nuevas voces a su oferta. Romper el cerco informativo de cadenas internacionales como CNN, Fox News o BBC World News es un menester al que la región debe darle lugar para consolidar el proceso democrático. ¿Qué hubiera sido del gobierno de Rafael Correa si las imágenes de su secuestro no hubieran llegado a toda la región?

Que Telesur, a la que la flamante Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual asegura su transmisión en todos los operadores de TV por cable por ser el Estado argentino socio de la señal, se pueda ver en el país, es también una forma de garantizar “el derecho de libertad de expresión y de prensa”. Tan obvia como imprescindible.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.