EL PAIS › LOS GOBIERNOS DEL MERCOSUR ACORDARON QUE TENGA PLENA VIGENCIA EN 2019

Unión aduanera en el horizonte

Supondrá la homogeneización de la política comercial entre los integrantes del bloque, eliminando las excepciones que cada país tiene al arancel externo común. También se negocian acuerdos de libre comercio con Palestina, Siria y Emiratos Arabes.

 Por Javier Lewkowicz

El canciller Héctor Timerman y su par brasileño, Celso Amorim, en la cumbre de Foz de Iguazú.
Imagen: DyN.

Los gobiernos de los países del Mercosur acordaron un cronograma para terminar de consolidar una unión aduanera en el año 2019. Ese esquema supondrá la homogeneización de la política comercial entre los integrantes del bloque, es decir la eliminación de las excepciones que cada país tiene al arancel externo común. Por eso, si bien la unión aduanera puede fortalecer al Mercosur, también limita la capacidad de cada Estado para diagramar su propia política comercial. Por otro lado, una de las medidas acordadas para agilizar la integración es la aplicación en 2014 de la patente de vehículo del Mercosur, que será obligatoria desde 2016. En la cumbre que se está de-sarrollando en Foz de Iguazú, el bloque también inició negociaciones de libre comercio con Palestina, la República Arabe Siria y Emiratos Arabes Unidos.

Actualmente se considera al Mercosur como una unión aduanera imperfecta, porque no todos los países miembro aplican los mismos aranceles, habiendo excepciones puntuales que establecen diferencias con países de extrazona. Además, según explicó el secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería, Luis María Kreckler, el 5 por ciento del comercio dentro del Mercosur todavía no está liberado. Los gobiernos buscan ir corrigiendo estas “imperfecciones” y generando condiciones para llegar a la libre circulación de bienes originarios del Mercosur y al tratamiento uniforme a los productos de extrazona.

Una de las excepciones que aplica Argentina es el cero por ciento de arancel con que se grava a los bie-nes de capital importados de extrazona, esquema que se acordó prorrogar por dos años en esta cumbre. El objetivo de la medida es impulsar la inversión productiva a nivel local. Los que se perjudican son los productores brasileños de equipos y maquinarias, que deben competir en la Argentina en igualdad de condiciones con sus pares de los países industrializados.

El cronograma que confeccionaron los gobiernos para llegar a la unión aduanera incluye la eliminación del doble cobro aduanero, el establecimiento de un mecanismo de redistribución de la renta aduanera, la coordinación de políticas sanitarias para los bienes, la coordinación macroeconómica y una política común en materia de tratamiento a las inversiones y de las compras gubernamentales. “Si cumplimos con lo acordado, estaremos en condiciones de llegar a una unión aduanera perfecta en 2019”, se entusiasmó Kreckler. “Nos hemos puesto un plazo. Ahora será tiempo de ir sector por sector a negociar cómo alcanzar las metas”, agregó.

Un paso importante en el camino hacia la unión aduanera fue la sanción del Código Aduanero Común en la cumbre que se realizó en San Juan. En esa legislación, Argentina logró introducir la posibilidad de aplicar derechos de exportación de forma autónoma. Sin embargo, no quedó regulado el tratamiento de herramientas de política comercial como las licencias no automáticas, los valores criterio o los antidumping. Estas pasarían a tener un carácter regional en caso de llegar a la unión aduanera, pero la protección hacia adentro del bloque –como las medidas que actualmente se aplican de forma recíproca Argentina y Brasil– quedaría muy disminuida. En todos los casos, y aunque la legislación no las prohíba, las herramientas de política comercial perderían legitimidad. Ese escenario puede fortalecer la unidad del bloque, aunque también genera incertidumbre por la eliminación de la autonomía para aplicar “sintonía fina” en sectores sensibles que emplean mucha mano de obra. Por otro lado, para agilizar la circulación de personas y bienes en el Mercosur, los gobiernos acordaron ayer la creación de una patente vehicular común, que empezará a aplicarse en los camiones y colectivos con recorrido transfronterizo y serán obligatorias para todos los vehículos en el 2016.

Ayer se celebraron también dos convenios marco para el inicio de las negociaciones para alcanzar acuerdos de libre comercio con Palestina y la República Arabe Siria. De forma similar, se firmó una declaración para retomar las negociaciones con los Emiratos Arabes Unidos. El Mercosur hasta ahora sólo tiene acuerdos de libre comercio con Israel y Egipto. La firma de acuerdos de libre comercio con terceros países viene siendo fogoneada por Brasil, que los considera un requisito para sentarse a negociar el tratado regional entre el Mercosur y la Unión Europea.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared