EL PAIS › JUAN MANUEL ABAL MEDINA FUE DESIGNADO SECRETARIO DE COMUNICACION

Gobierno con nuevo comunicador

El hasta ayer secretario de Gestión Pública quedará al frente de un área que apuntará a concentrar y jerarquizar la política comunicacional del Gobierno en el año electoral. Scoccimarro continuará como subsecretario.

 Por Nicolás Lantos

El secretario de Gestión Pública, Juan Manuel Abal Medina, fue designado ayer para encabezar la flamante Secretaría de Comunicación Pública, creada por la presidenta Cristina Kirchner para concentrar las políticas de comunicación del Estado en el inicio del año electoral. Este espacio reemplazará la Secretaría de Medios –que se encontraba vacante desde julio de 2009, luego de la renuncia de su último titular, Enrique Albistur, poco después de la derrota del oficialismo en los comicios legislativos– y tendrá como principal objetivo la coordinación de las estrategias comunicativas oficiales. Tras un día cargado de rumores, fue el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien anunció la novedad. La nueva dependencia quedará bajo su ala.

“Hubo una decisión política de la Presidenta de concentrar la política de comunicación”, explicaron a Página/12 fuentes de la Casa Rosada. El cambio apunta a jerarquizar la tarea comunicativa del Gobierno, buscando aunar estrategias de cara a un año cargado de elecciones, que culminará en octubre con las presidenciales. La nueva Secretaría de Comunicación Pública absorberá las funciones que tenía a su cargo la Secretaría de Medios, incluyendo la distribución de la pauta publicitaria, pero tendrá nuevas responsabilidades relacionadas con la unificación de los criterios en la difusión de información oficial.

El elegido para ocupar este espacio es el hasta hoy secretario de Gestión Pública y virtual vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, un doctor en Ciencia Política de 41 años que forma parte del Gobierno desde 2005 y se transformó en uno de los hombres de mayor confianza de Néstor Kirchner antes de su muerte. Era, junto con Rafael Follonier, uno de sus asesores de cabecera tanto en asuntos de política interna y la conducción del PJ como en su labor al frente de la Unasur.

“Es un hombre que era muy cercano a Néstor y un funcionario con un perfil que a la Presidenta le interesa mucho: joven, con mucha formación, capacitado para la función y que entiende mucho de política”, comentó Follonier a este diario sobre las razones de la designación. “Es uno de los funcionarios mejor formados con los que cuenta el kirchnerismo, estaba a cargo de una secretaría de mucha importancia aunque ahora va a una en la que tendrá mucha mayor exposición pública –abundó–. Eso demuestra la confianza que le tiene Cristina.”

El reacomodamiento generará más cambios en el área, aunque todavía no está listo el decreto que reglamentará la nueva estructura. Probablemente el texto definitivo sea redactado, y firmado por la Presidenta, durante el día de hoy. De todas formas, en la Casa Rosada aseguran que seguirá en su cargo el subsecretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro, que hace las veces de vocero presidencial. Lo mismo, afirman, corre para Juan Ross, al frente de la Subsecretaría de Gestión de Medios. Todos, en el marco de la nueva dependencia, seguirán bajo la órbita de la jefatura de Gabinete encabezada por Aníbal Fernández, que continúa en su cargo a pesar de las versiones que indicaban lo contrario (ver aparte).

Abal Medina viene de una familia de estirpe peronista. Su padre, de quien heredó el nombre, fue secretario general del Movimiento Justicialista y hombre de máxima confianza de Juan Domingo Perón, al punto de haber sido su último delegado en la Argentina antes de que el ex presidente volviera al país. En ese rol, fue uno de los encargados de organizar el regreso del líder luego de 18 años de exilio. A su vez, su tío Fernando Abal Medina fue uno de los fundadores de Montoneros, participó del fusilamiento del general Pedro Aramburu y murió en un enfrentamiento con la policía en 1970.

Politólogo formado en la UBA con varios doctorados en el exterior, Abal Medina se sumó al gobierno kirchnerista en 2005 pero ya arrastraba experiencias de gestión: fue titular del Instituto Nacional de la Administración Pública durante la presidencia de Fernando de la Rúa y director general de Asuntos Políticos y Administrativos de la Ciudad de Buenos Aires entre 2001 y 2003, cuando la Capital era gobernada por Aníbal Ibarra.

Llegó al gobierno de Néstor Kirchner en 2005, desembarcando en el cargo que mantuvo hasta hoy y que fue creado ad hoc para él por el entonces jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Se mantuvo en esa oficina desde entonces, aun cuando Alberto Fernández se alejó del oficialismo para dejarle su lugar a Sergio Massa, y luego Massa hiciera lo propio en favor de otro Fernández, Aníbal. A partir de la gestión del intendente de Tigre, comenzó a cumplir el rol de un virtual vicejefe de Gabinete.

En los últimos años, su labor llamó la atención de Néstor Kirchner, quien lo adoptó como uno de sus pocos hombres de confianza. El equipo que conformaban el ex presidente, Follonier y Abal Medina trabajaba tanto en asuntos de gobierno como respecto de la organización del PJ, pero tomó mayor relevancia cuando el santacruceño asumió como secretario general de la Unasur, en mayo del año pasado. Sus gestiones fueron clave para desactivar, contrarreloj, el conflicto entre Colombia y Venezuela, así como para dar respaldo al presidente ecuatoriano Rafael Correa cuando tuvo que enfrentar un intento de golpe de Estado en su contra.

Compartir: 

Twitter
 

Juan Manuel Abal Medina se había convertido en uno de los principales colaboradores de Néstor Kirchner.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared