ECONOMíA › EL BANCO CENTRAL APROBó LA TRANSFERENCIA DE RESERVAS AL TESORO

Eludir la presión de la deuda

El directorio del Banco Central autorizó el giro de 7504 millones de dólares al Tesoro Nacional para hacer frente a los vencimientos de este año. De esa forma se reitera la exitosa política de 2010, que amplió los márgenes de la política económica.

 Por Cristian Carrillo

La reedición del Fondo de Desendeudamiento concluyó ayer todos los pasos legales necesarios para su conformación. El directorio del Banco Central aprobó el traspaso a una cuenta del Tesoro de los 7504 millones de dólares en reservas de libre disponibilidad que servirán para cumplir con todos los vencimientos de deuda con privados de este año. Como contrapartida, el organismo monetario recibió una Letra del Tesoro a diez años de plazo. La medida contó con el apoyo de todos los miembros del directorio del Central, salvo Carlos Pérez, quien se abstuvo de la votación. La presidenta del organismo, Mercedes Marcó del Pont, defendió el uso de reservas para el pago de deuda, y lo definió como “una política de Estado”. La funcionaria insistió además en que la medida no tendrá efectos inflacionarios.

Las reuniones de directorio del Banco Central tienen lugar los jueves. Esta vez las autoridades del organismo decidieron adelantar ese encuentro para tratar el envío de fondos al Tesoro. Si bien no existen vencimientos inminentes importantes, la intención fue concluir con los trámites legales lo antes posible. Los vencimientos más pesados en títulos públicos se registran en marzo: 1679,9 millones de dólares en capital y unos 200 millones de intereses con bonistas privados que se afrontarán con el Fondea. La mayoría corresponde al Bonar V por el último vencimiento por 1500 millones de dólares de capital. En los próximos días comenzarían a realizarse los desembolsos más pequeños.

El convite comenzó minutos antes del mediodía y se extendió por algo más de dos horas. La votación fue casi unánime. La solitaria abstención fue la de Pérez, quien se desempeñaba como vicepresidente del Central durante la gestión de Martín Redrado. La resolución, producto de la votación, instruye a las áreas técnicas del organismo “integrar el Fondo de Desendeudamiento Argentino por un total de 7504 millones de pesos”. “El dinero fue depositado en cuentas especiales –provisorias– hasta que el Tesoro instrumente la metodología para que se realicen los pagos”, explicó a este diario un colaborador de Marcó del Pont.

El Tesoro deberá conformar una cuenta en dólares dentro del Central, por lo cual no se exhibirá un retroceso en el stock de reservas por la operación, sino hasta tanto comiencen los primeros desembolsos. Ayer el stock de reservas se ubicó en 52.141 millones de dólares.

El Gobierno buscó que la medida fuera aprobada por el Congreso, integrándola en el proyecto de ley de Presupuesto de este año. Sin embargo, el bloqueo opositor al tratamiento de la ley de leyes impidió su aprobación y el Ejecutivo tuvo que hacerlo por decreto. Analistas del establishment y parte del arco opositor desempolvaron sus viejos pronósticos apocalípticos debido al uso de reservas: alta inflación, desequilibrio cambiario, embargos de activos argentinos en el exterior y reducción de reservas. Nada de eso se verificó.

“Estas críticas tienen que ver más con un lobby a favor de la colocación de deuda en el exterior, incluidas las comisiones del caso, que en los efectos monetarios de esta decisión”, respondió la titular del Central. “Siempre que se paga deuda en moneda extranjera se afecta el nivel de reservas, a menos que para pagarlas se recurra a nuevo endeudamiento en el exterior”, aclaró. “A cambio de la utilización de esta porción de las reservas internacionales para la cancelación de deuda del gobierno nacional el Banco Central recibirá una Letra, de iguales características que las que se emitieron el año pasado”, señala el comunicado de la entidad. Tal como se realizó en marzo del año pasado con la creación del Fondo de Desendeudamiento, el Tesoro emitió una Letra por el valor que será transferido desde el Central. Se trata de un título intransferible a diez años, nominado en dólares y amortizable íntegramente al vencimiento. El instrumento abonará semestralmente intereses iguales a la tasa que devenguen las reservas del Central para el mismo período y hasta un máximo de la Libor anual menos un punto porcentual.

Compartir: 

Twitter
 

Mercedes Marcó del Pont, titular del BCRA: “Las críticas son de lobbistas para emitir deuda en el exterior”.
Imagen: Sandra Cartasso
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.