EL PAíS › DIRIGENTES RADICALES ASEGURARON QUE EL VICEPRESIDENTE YA NO SABE SI SERá CANDIDATO

Juegan con las dudas de Cleto

Tanto el nuevo jefe del radicalismo, Rozas, como el senador Morales –ambos alfonsinistas– sostuvieron que Cobos no quiere competir en la interna porque no sabe qué hacer. Desde el cobismo aseguraron que irán a la elección en agosto.

“Yo lo entiendo, porque si no sabe si va a ser candidato no se va a presentar a esta elección interna del 30 de abril.” La justificación no pertenece a un dirigente del entorno de Julio Cobos, sino a uno de los radicales que más enfrentaron al vicepresidente: el senador alfonsinista Gerardo Morales. A diferencia de su histórica postura ultracrítica de Cleto, el cofundador del Movimiento de Renovación Nacional se mostró ayer comprensivo con el titular del Senado, aunque rechazó sus descalificaciones a la interna del 30 de abril, en la que Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz competirán por la candidatura presidencial de la UCR. Los cobistas, en tanto, buscaron mantener la expectativa sobre la candidatura de su jefe.

“Sanz o Alfonsín tendrán que enfrentarlo el 14 de agosto”, retrucó el cobista Juan Carlos Jaliff.

Los dirigentes del Morena, incluido el flamante presidente del partido, Angel Rozas, respondieron las críticas del vicepresidente a la interna acordada el lunes por la mesa directiva del Comité Nacional. En el histórico edificio de la calle Alsina, alfonsinistas y sanzistas resolvieron la convocatoria a una elección de afiliados e independientes para el último sábado de abril, con el objetivo de “no caer en la trampa” de las primarias abiertas y obligatorias impulsadas por el Gobierno. Los dirigentes del radicalismo cambiaron la modalidad de interna cerrada a abierta con el objetivo de restarle argumentos a Cobos para su negativa.

“Fui a verlo para instarlo a que participe de una interna abierta y decirle que era lo mejor para el partido, no para un precandidato en particular. Me ratificó que no, que tiene una decisión tomada de respetar el 14 (de agosto) y que no sabe si se va a presentar o no, y si se presentara, lo hará el 14”, relató Rozas. “Yo creo que el problema de Cobos es que no tiene decidido qué hacer todavía, no sabe si va a ser candidato todavía”, agregó Morales, otro de los generales del alfonsinismo.

Las declaraciones de los dirigentes del Morena fueron interpretadas como una chicana por parte de algunos cobistas, que salieron en defensa de Cobos y de su futuro político. “Nadie cuestiona tanto un proceso político como lo está haciendo Cobos respecto del radicalismo para después no ser candidato”, aseguró Jaliff, quien admitió que si las primarias abiertas y obligatorias no se aplican “en ese caso Cobos estaría en problemas”, porque ya no podrá ser consagrado candidato oficial de la UCR.

Pero tanto Sanz como los alfonsinistas replicaron al vicepresidente, quien en una carta dirigida a Rozas calificó como un proceso “no vinculante” que “incumple” la ley. “El radicalismo debe velar por el efectivo cumplimiento de la misma y seguir preservando el rol de garante institucional que la sociedad le reconoce”, arremetió Cobos.

Para Morales, en cambio, “no es una mera consulta, es una elección interna con todas las de la ley, cumpliendo con la carta orgánica” del partido. Además, el jujeño consideró que el vencedor en abril será “el candidato oficial del radicalismo, sin perjuicio de que Cobos o cualquiera que quiera presentarse en agosto lo haga”.

Mientras se trenzaban alfonsinistas y cobistas, los dos precandidatos continuaban sus recorridas por todo el país. Sanz visitó el conurbano bonaerense, donde compartió unos mates con unos 40 jóvenes en una plaza de Moreno. “Quiero ser el presidente que se juegue por los jóvenes”, sostuvo. En el entorno del senador mendocino relataban ayer que continuará con su recorrida por el conurbano y que luego visitará Miramar y Necochea para retornar a hacer campaña en su provincia. “Tenemos 13 semanas, vamos a intensificar las recorridas”, afirmaron. La estrategia es establecer contacto con “fuerzas vivas” de la sociedad: trabajadores, jóvenes, productores, etcétera.

Alfonsín, en cambio, prepara un gran acto para este viernes en Mar del Plata, en la peatonal San Martín y San Luis, donde convocará a los dirigentes del Morena. “Se lleva en la sangre. O no se lleva”, es el slogan del “cambio radical” que impulsa el hijo del ex presidente.

Compartir: 

Twitter
 

El nuevo presidente de la UCR, Angel Rozas, puso el acento en las cavilaciones del vicepresidente.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.