EL PAíS

Un premio al CELS

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) fue distinguido como uno de los cinco ganadores del Premio Gruber de Justicia 2011 que desde hace diez años otorga la Fundación Gruber a personas y organizaciones que trabajan temas de derechos humanos en todo el mundo. El premio reconoce el rol central del CELS en la denuncia y documentación de casos de desaparición forzada de personas durante la última dictadura y las estrategias impulsadas a partir de la recuperación de la democracia para lograr el juzgamiento de los responsables de esos delitos. Horacio Verbitsky, presidente del CELS, aseguró: “Es un homenaje a los fundadores del CELS y a las nuevas generaciones. Nos impulsa a continuar nuestro trabajo en los juicios por crímenes de lesa humanidad y también a profundizar la lucha por la vigencia de los derechos humanos en democracia”. El reconocimiento se basa en el trabajo histórico y actual del CELS, desde la documentación sobre las violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura hasta el litigio de casos luego de lograr la anulación de las leyes de obediencia debida y punto final y los indultos presidenciales. Este premio funciona también como un incentivo para transmitir la experiencia argentina, desde la mirada de un organismo de derechos humanos. “Esperamos compartir nuestro aprendizaje en la búsqueda de verdad y justicia con otros países que hayan atravesado situaciones similares”, explicó Verbitsky. Desde su fundación, en 1979, el CELS buscó generar acciones rápidas y decisivas para detener las graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos, documentar el terrorismo de Estado y proporcionar ayuda legal y asistencia a los familiares de las víctimas. Con la recuperación de la democracia, la relación con el Estado combinó la incidencia en la formulación de políticas públicas con la independencia para denunciar violaciones de derechos humanos y llevar adelante casos ante los tribunales locales e internacionales. La Fundación Gruber otorga este reconocimiento a individuos y organizaciones que han demostrado coraje y compromiso para enfrentar obstáculos significativos en la búsqueda de justicia para grupos discriminados por razones políticas y culturales. Los otros cuatro ganadores de la edición 2011 son Barbara Arnwine, miembro del Comité de Abogados por los Derechos Civiles bajo el sistema legal, por defender y promover los derechos civiles y la igualdad de género en los Estados Unidos; Morris Dees, por su trabajo a favor de la igualdad racial, en especial en el sur de los Estados Unidos; la Asociación por los Derechos Civiles en Israel y el Proyecto por los Derechos Humanos Kurdos, por proteger las libertades civiles y religiosas en las regiones kurdas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.