EL PAíS › EL GOBERNADOR DE SANTA FE Y LA PRESIDENTA, EN EL PALCO

Binner se hizo rulos

La visita de Cristina Kirchner a Venado Tuerto fue precedida por solicitadas del gobernador reclamando “diálogo”. En el acto oficial no habló. La Presidenta optó por no responder.

En la nueva visita de Cristina Kirchner a Santa Fe, en la que coincidió con el gobernador Hermes Binner, no hubo retos ni recriminaciones públicas, aunque el anfitrión volvió a apuntar contra la mandataria, que se abstuvo de responderle: pocos minutos después del acto que compartieron en la ciudad de Venado Tuerto, en ocasión del lanzamiento del Plan Estratégico Industrial 2020, el candidato a presidente por el Frente Amplio Progresista utilizó las redes sociales para manifestar su descontento porque, según denunció, no le permitieron hablar. Desde el gobierno nacional, en tanto, aseguran que quien desistió de dar un mensaje fue el mismo Binner (ver páginas 2-3). El santafesino, por la mañana, había difundido una nueva solicitada dirigida a la Presidenta, en la que le insiste en que convoque al “diálogo nacional.”

“Hace un mes le envié una primera carta solicitando la convocatoria a un diálogo nacional para analizar con todos los sectores políticos y sociales las oportunidades y, sobre todo, los graves problemas que afronta el país”, comienza la carta que Binner le envió a CFK a través de algunos diarios. “Aunque no recibimos respuesta, aprovechando que nuevamente visita nuestra provincia, quiero manifestarle que todas las condiciones expuestas en mi carta anterior han empeorado”, continúa.

Sin embargo, a diferencia de las anteriores visitas de la Presidenta a Santa Fe, esta vez no salió al cruce del gobernador, aunque en su discurso desmintió que la política y la economía argentina “estén en un riesgo muy grande”, como sostenía la solicitada. “El crecimiento económico nos permite estar firmes ante la tormenta”, se defendió la Presidenta, que también destacó que el incremento en los índices significan “recaudación para todos los gobernadores que están allí sentados”, señalando hacia el palco donde se encontraba el anfitrión.

“Asistimos sabiendo que no podríamos hablar. Por respeto hacia los ciudadanos de esta provincia debemos hacer cumplir el protocolo y la institucionalidad”, se quejó el candidato del FAP a través de su cuenta de Twitter, apenas unos minutos después del acto. “Si no les gusta escuchar voces diferentes, si sólo les gusta escucharse a sí mismos, no dejé de asistir y cumplir con los santafesinos”, explicó, jugando con los límites de la gramática, antes de anunciar que insistirá con su “invitación pública a un diálogo nacional abierto y plural entre todos los actores políticos y sociales”. Por último, reiteró: “No nos quieren escuchar, sólo se escuchan ellos”.

Desde el Gobierno, en cambio, aseguran que fue el mismo gobernador quien decidió no hacer uso de la palabra, sin explicar los motivos, aunque especulan con que haya querido hacer uso electoral de la situación. Incluso, recuerdan en la Rosada, había anticipado en diversas notas periodísticas su intención de no hablar ayer. Más tarde, cuando se conectó a Twitter para escribir sobre la campaña oficial de vacunación contra el VPH, la Presidenta evitó responder las acusaciones del santafesino.

Compartir: 

Twitter
 

La Presidenta y el gobernador Binner se mostraron juntos pero no intercambiaron discursos.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.